Dos situaciones adversas detectó la Contraloría General de La República en la compra de mascarillas tipo N-95, así como en productos de higiene y limpieza realizada por el Gobierno Regional de Cusco.

Las adquisidores se realizaron sin las especificaciones técnicas, a empresas que no corresponden al rubro sanitario.

En el proceso de compra, el ente contralor advierte que la Oficina de Gestión de Riesgo y Seguridad (COER), y de Administración, requirieron a Abastecimientos y Servicios Auxiliares la compra de respiradores N-95, sin especificar los criterios como son las certificaciones y normas sanitarias. La compra se hizo por un equivalente de S/. 17 mil 850 soles. Hecho que pone en riesgo el uso de los recursos para combatir el coronavirus, así como la salud de los trabajadores del ente regional que hacen uso de los respiradores.

Otro punto que advierte la Contraloría está en la compra por S/ 40 mil 730 en productos de limpieza e higiene como; alcohol en gel, alcohol puro, jabón líquido, lejía, entre otros, en la que tampoco se solicitó el cumplimiento de las normas sanitarias que garanticen la calidad. La compra se había realizado a empresas dedicadas a rubros ferreteros, textiles y venta de materiales de construcción que no tienen nada que ver con el campo sanitario.

Por ejemplo, la entidad de control verificó que la proveedora Karin Jamanca Hervacio vendió al Gobierno Regional Cusco mascarillas N-95, S/11 mil 144 soles, pero el rubro de esta proveedora es de productos textiles, prendas de vestir, calzado, materiales de construcción y artículos de ferretería. Lo mismo ocurre la empresa PROMACEM S.A., dedicada a la venta de materiales de construcción y productos de ferretería a quien se adquirió productos de limpieza e higiene por S/ 9 mil 850.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

3 × 1 =

Translate »