En el proceso de rendición de cuentas del presupuesto que el Ejecutivo les asignó a los municipios para comprar canastas de alimentos y distribuirlos entre las familias más vulnerables, 6 alcaldes provinciales y 130 distritales comunicaron que gastaron montos superiores a los 115 soles en promedio por cada paquete de comestibles.

De ese total, 16 autoridades ediles consignaron haber gastado más de 1.000 soles por cada canasta, una cifra que supera extraordinariamente lo previsto.

Como parte de los protocolos de eficiencia y transparencia, los alcaldes distritales y provinciales están obligados a dar cuenta de cómo ejecutaron el presupuesto que se les entregó para atender las necesidades alimentarias de las familias afectadas por la pandemia del nuevo coronavirus.

De acuerdo con la información recibida por la Contraloría General de la República, 2 municipios provinciales y 20 distritales de la región Áncash reportaron haber abonado mucho más de 115 soles por cada bolsa de comestibles. En el caso de Lima Provincias, fueron 18 distritos los que hicieron lo mismo; y en la región Amazonas, un municipio provincial y 15 distritales (ver cuadro adjunto).

En Ayacucho, un municipio provincial y 10 distritales informaron de haber desembolsado cifras superiores al promedio. En Arequipa fueron 11 municipios distritales, y en Cajamarca otros 9 concejos distritales. En tanto que en Puno, fueron 9 las municipalidades distritales las que se sobrepasaron.

Los 136 municipios que declararon a la Contraloría haber desembolsado cifras muy superiores al promedio por cada paquete de productos alimenticios recibieron transferencias por 20 millones 433 mil 567 soles para efectuar dichas adquisiciones a favor de 1 millón 803 mil 562 personas vulnerables.

La información acreditada por las propias autoridades ediles sería un indicativo de que se registraron pagos sobrevalorados en la adquisición de los alimentos. Algo que no sorprendería porque se han registrado numerosos casos de presuntos actos de corrupción en la compra de los productos que componen la canasta de alimentos.

Existe mayores probabilidades de sobrevaloración en aquellos municipios en los que han dado cuenta de haber gastado más de 1.000 soles por cada canasta de alimentos básicos, como se resalta en el cuadro adjunto. Debido al costo exorbitante, la Contraloría les ha solicitado justificar documentalmente los sobrecostos.

Encabeza la lista la municipalidad limeña de Carabayllo, a la que el Ejecutivo le asignó 1 millón 838 mil 198 soles. La autoridad informó que distribuyó 376 canastas por un valor de 4 mil 888 soles cada una. Si es un error, las autoridades de dicho distrito deben rectificar la información que remitieron a la Contraloría.

En el caso del distrito lambayecano de Pátapo, recibió una transferencia de 391 mil 822 soles, con los que repartió 80 paquetes de alimentos a un costo unitario de 4 mil 897 soles.

La municipalidad provincial del Callao entregó 232 bolsas de alimentos por un valor de 4 mil 309 soles la unidad, conforme registró en la base de datos de la Contraloría.

Otros tres distritos limeños rindieron cuentas por la repartición de bolsas de alimentos por cifras superiores a los 1.000 soles. El municipio de Ate informó que destinó 3 mil 565 soles por canasta; la alcaldía de La Victoria gastó 2 mil 898 por cada bolsa; y el concejo de Villa El Salvador 1.949 soles por unidad (la relación completa de provincias y distritos que pagaron precios superiores al promedio de 115 soles por unidad, en la edición web de La República).

Ahora corresponde a cada autoridad edil explicar por qué pagó sumas considerables por cada canasta de alimentos, ya que resulta obvio que con el mismo monto que les asignó el Ejecutivo podrían haber comprado muchas más bolsas para una mayor población requerida de los productos de primera necesidad.

El Dato

La región Áncash. Tiene el récord de pagos con sobrecostos: 2 provincias (Casma y Corongo) y 20 distritos: Mangas, San Miguel de Corpanqui, Ticllos, Buena Vista Alta, Aco-Corongo, Bambas, Yanac-Corongo, Yupán, Colcabamba-Huaraz, Huántar-Huari, Uco, Mato, Cochas-Ocros. Llipa, San Cristóbal de Raján, Huacaschuque, Llapo, Tauca, Pampas Chico y Santa.

Pagaron sobreprecio

Repartieron canastas valorizadas en más de S/ 1.000

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

veinte − 19 =

Translate »