La obra denominada “Mejoramiento del Estadio de Chuñupampa de la provincia de Lampa”, ejecutada por la municipalidad lampeña con un presupuesto de 1 millón 323 mil 520 soles, fue intervenida por la Fiscalía y la Contraloría, tras serias denuncias de irregularidades.

Según se informó, luego de dos años, en la quinta convocatoria, se dio la buena pro para la adquisición de grass sintético, al parecer con varios vicios en el proceso, a la Compañía Solcar E.I.R.L., que tiene como representante a Karla Jimena Solórzano Carcaústo.

En ese marco, las autoridades acudieron al lugar y constataron que la empresa no proveyó los bienes en su totalidad. Sin embargo, el 30 de diciembre del 2020, el residente de obra firmó la guía de remisión dando conformidad a la entrega.

Así, el 15 de enero pasado se hizo el respectivo pago; no obstante, el 10, 14 y 23 de enero se continuó llevando los materiales, tal como consta en un acta policial suscrito por el juez de paz de la localidad.

Cabe indicar que el contrato obliga a Solcar a entregar la totalidad de bienes para hacerse acreedor del pago del 60 % del monto total; el otro 40% se cancelaría cuando se dé la conformidad de ello.

Asimismo, la empresa debió entregar todo en un plazo de 15 días, pero extrañamente esto se extendió a 25 días, pese a lo cual hubo una demora de 21 días; en consecuencia, debió penalizarse a la proveedora con una sanción de 80 mil soles e incluso evaluar la resolución del contrato.

MÁS DENUNCIAS

Se sabe que la comuna lampeña pagó 112 soles por m2 de grass sintético, cuando la municipalidad de San Román, por el mismo material, a la misma empresa, pagó 100 soles por m2. Es decir, que hay un sobrecosto de más de 130 mil soles.

Por otra parte, se descubrió que este insumo no pasó la prueba de simulación de desgaste de 200 mil ciclos, tal como exige el contrato. De igual modo, el caucho granulado que se compró sería importado y estaría internado en sacos Bigbag, con una capacidad de 1.300 kilos, lo cual es una burla para la población.

Los funcionarios habrían permitido esto, juntándolo además con caucho granulado nacional de baja calidad, en sacos de 50 kilos que tienen mucho polvillo, lo cual no garantiza la calidad requerida para la ejecución de la obra.

DATO:

El ingeniero agrónomo Wálter Carcaústo Mamani, presentado por la empresa Solcar, no cumpliría con los requisitos para el trabajo, ya que le falta experiencia.

Fuente Los Andes

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

15 + 4 =

Translate »