Se veía venir. La millonaria obra de la reconstrucción de pistas y veredas del cercado de Ferreñafe entró en una etapa de arbitraje que ha generado más críticas entre los vecinos afectados.

DETALLES

La constructora Murgisa Servicios Generales SAC, que el pasado 23 de octubre abandonó la obra de pistas y veredas del centro de Ferreñafe, presentó hace unos días ante la Cámara de Comercio de Lambayeque el inicio del procedimiento arbitral contra el municipio de esta ciudad.

En el documento, la empresa pretende que se deje sin efecto la Resolución de Alcaldía N°459-2019 MPF de fecha 13 de noviembre, la cual dispuso resolver el contrato de ejecución de dicha obra.

La constructora indica que el municipio ferreñafano no puede resolver el contrato debido a que anteriormente esta empresa ya había resuelto el acuerdo (23 de octubre).

Además, la empresa requirió que se deje sin efecto la decisión del municipio (precisado en dicha resolución edil) de penalizar a la contratista y ejecutar las garantías.

La empresa menciona que “conforme al artículo 155.1 del Reglamento de la Ley de Contrataciones del Estado, aplicable a este proceso de obra, la garantía de fiel cumplimiento solo puede ejecutarse en su totalidad, cuando la resolución por la cual la entidad resuelve el contrato, por causa imputable al contratista, haya quedado consentida o cuando por laudo arbitral se declare procedente la decisión de resolver el acuerdo”.

Ante este punto, Murgisa resalta que la ejecución de la carta fianza por adelanto debe cumplir con el procedimiento señalado en dicha norma, y señala que mientras no concluya el arbitraje y se mantenga vigente las garantías, el municipio se encuentra impedida de ejecutarlas.

Asimismo, la constructora advierte que si la comuna persiste en ejecutar las fianzas formularán la denuncia por abuso de autoridad en contra de los funcionarios que resulten responsables.

Dicho documento ya ha sido cursado al municipio, y Correo intentó dialogar con la alcaldesa Violeta Muro Mesones, pero dijo que cualquier consulta sea por medio de sus trabajadores de Imagen Institucional.

En su momento, el asesor legal de la comuna, José Bocanegra, aseguró que si la empresa iniciaba un arbitraje no significaba “que la obra iba a paralizar por uno o varios años, pues precisó que esta obra se ejecuta con lineamientos del Decreto Supremo 071-2018 Presidencia del Consejo de Ministros, que aprueba el Reglamento de Contrataciones Especiales bajo el Régimen de la Reconstrucción con Cambios.

“Mientras dure el arbitraje la obra continuará y se convocará a nueva licitación con las empresas que no ganaron en la convocatoria anterior”, declaró el funcionario.

Sin embargo, los vecinos afectados temen que los trabajos se reanuden en un año, por lo que algunos han terminado de construir sus veredas con sus recursos.

Tal como se observó en las calles Arequipa, Ilo, Juana Bulnes y San Martín, mientras otras lucen con polvo.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × tres =

Translate »