Lo que sería la solución al problema de losas dañadas en el canal Daniel Escobar, se ha convertido en un serio problema que perjudica a diferentes actores en medio de la preocupación por la escasez de agua y el pedido de la declaratoria de emergencia por el lento avance de los trabajos.

Dado la expectativa y la presión de los agricultores, instituciones y población en general; los funcionarios del Proyecto Especial Chira Piura (PECHP) intervenieron ayer la obra del canal en vista que la empresa Escobar no culminó los trabajos en el plazo establecido. Esta intervención consistirá en colocar 100 metros de concreto y 300 metros de geomembrana para restablecer el servicio que está restringido hace casi quince días.

EN APRIETOS

Desde tempranas horas de la mañana de ayer, funcionarios y representantes de la Defensoría del Pueblo, Sunass y la EPS Grau, arribaron a la zona de cambio de losas del canal de derivación Daniel Escobar.

En el lugar, el estado de la obra era deprimente: apenas los trabajos de vaciado de paños de cemento superaban el 20% de avance físico, había poco personal obrero y escasa maquinaria.

Asimismo, los funcionarios fueron abordados por un grupo de agricultores de las tres asociaciones del valle del Chira, que denunció pérdidas millonarias debido a que no cuentan con agua para regar sus cultivos permanentes de limón, plátano y mango. Ellos amenazaron con salir a protestar por la incapacidad de la empresa. “Están compactando el terreno, echando agua con la mano y con la palana aplastando, esta no es una empresa seria”, denunció el agricultor Óscar Morán.

Por parte de la empresa se presentó un funcionario que evitó identificarse, quien reconoció la falta de personal. “Carpinteros es lo que necesito, nada más”, dijo a modo de súplica.

Estas irregularidades ya habían sido advertidas a tiempo por la Contraloría a través de sendos informes que daban cuenta de la insolvencia de la empresa y la demora de los trabajos. Según el ente de control, del 27 de diciembre al 3 de enero, la empresa solo trabajó tres días.

ALERTA

Después del mediodía de ayer, y ante el clamor de los agricultores, el gerente general del PECHP, Juan Vilchez, les informó que la institución iba a intervenir la obra convocando a tres empresas para la colocación de geomembrana. Les explicó que esto no supone rescindirle el contrato a la empresa Escobar, que ejecuta el cambio de losas, sino que esta se dedicará a preparar el talud para colocar el nuevo material.

“Estoy poniendo tres empresas para que hagan más rápido el trabajo (de geomembrana). Estoy viendo dos empresas más porque hay una (empresa) que ya se comunicó con nosotros y hoy en la tarde (ayer) va a colocar 100 metros de geomembrana”, explicó el gerente del PECHP.

El funcionario se comprometió para el lunes terminar de colocar 300 metros de geomembrana y, de esta manera, restablecer el servicio de agua potable.

A pesar del compromiso del gerente por restablecer el servicio este lunes, no se sabe a ciencia cierta si los trabajos para instalar la geomembrana estén terminados en esa fecha, dado que solo están asegurados 100 metros de geomembrana, y restan 200 metros más que, supuestamente, serán adquiridos en la ciudad de Lima.

PLAN DE CONTINGENCIA

Mientras tanto, la EPS Grau precisó que seguirán adelante con su plan de contingencia en vista que no hay una fecha exacta para la culminación de la obra. “Seguimos trabajando las 24 horas, haciendo trabajos en redes para tratar de mejorar la distribución y estamos incrementando con el aporte de otras instituciones el número de cisternas (22) y ampliando los horarios de atención en las noches”, indicó el jefe de Operaciones de la EPS Grau, Raúl Otero. El funcionario explicó que la institución cuenta con pozos subterráneos para reservar el agua, a diferencia del sector Santa Rosa, donde no hay estos pozos.

Insuficiente. También el funcionario criticó el plan de contingencia del Proyecto Chira Piura dado que ayer no se cumplió con trasvasar el agua a la Planta de Curumuy para uso poblacional.

“Hay que recalcar que el caudal mínimo que se necesita para poder operar la Planta de Curumuy son 500 litros por segundo y transferir 300 litros por segundo sería una cantidad insuficiente”, dijo.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

16 + ocho =

Translate »