Por tercera vez fue suspendida la audiencia de control de acusación contra el ex presidente regional de Piura, Javier Atkins Lerggios, su sobrino político Víctor Manuel Zapata Figallo; y el ex director del Hospital de Apoyo II en Sullana, Lizardo Yáñez Cesti.

Como se recuerda, los tres fueron comprendidos en el proceso penal por la comisión de presuntos delitos cometidos en la contratación del servicio de vigilancia para el hospital chirense en el 2015.

La audiencia, esta vez, fue postergada debido al grado de parentesco que tiene la jueza que iba a dirigir la audiencia con la defensa del imputado Atkins Lerggios.

Se trata de la magistrada Jessica Vanesa Medina Jiménez, quien es prima del abogado César Medina Saavedra, defensa del viceministro de Pesca, Javier Atkins.

La magistrada desempeña funciones como titular del Juzgado Unipersonal Supraprovincial Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios en Sullana desde el 15 de mayo del presente año, por decisión del presidente de la Corte Superior de Justicia, Pedro Lizana Bobadilla.

Cabe precisar que la Fiscalía Anticorrupción solicita cuatro años de pena privativa de la libertad para el ex presidente regional por el presunto delito de negociación incompatible del cargo. Asimismo requiere 180 días de multa y la inhabilitación por cuatro años para ejercer cargo público.

Al resto de investigados se les imputa dos presuntos delitos: negociación incompatible y colusión, que suman 12 años de cárcel efectiva (6 años por cada delito). En ese grupo está el sobrino político de Javier Atkins, Víctor Manuel Zapata Figallo y el ex director Yáñez Cesti.

Los imputados son investigados por la contratación del servicio de vigilancia para el hospital de Sullana a una empresa vinculada al sobrino de la cónyuge del ex presidente regional, que ganó el proceso dos veces sucesivas.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »