Uno de los primeros actos administrativos realizados por el actual director del Proyecto Especial Binacional Puyango Tumbes (PEBPT) José Revilla Vuelot, fue traerse a bajo la adjudicación de una obra de S/ 63´709,713 sobre la construcción de defensas ribereñas en Zarumilla.

Anulado el proceso bajo argumentos que en la actualidad son cuestionados, este ha sido nuevamente convocado, pese a que uno de los integrantes del comité de selección carecería del perfil técnico y otros miembros afrontan varias denuncias por corrupción.

NULIDAD

A finales de octubre, José Revilla asumió funciones como director ejecutivo del PEBPT, tras la renuncia de Manuel Leiva.

Unos días después, el lunes cuatro de noviembre, la entidad otorga la buena pro para la ejecución de la obra al Consorcio Río Zarumilla, integrada por las empresas Energoprojekt Niskogradnja S.A. sucursal Perú y Compañía Contratista de Equipos y Obras S.A.

Sin embargo, al promediar las 10:00 de la noche, Revilla emite una resolución de nulidad, retrotrayendo todo el proceso para luego realizar una nueva convocatoria.

Para ello, el funcionario se basó en un informe emitido por el área de asesoría técnica, elaborado por Lady Flores Córdova, un día antes del otorgamiento de la buena pro.

Como parte de la justificación, se precisó que el PEBPT no contaba con la disponibilidad del terreno, además se cuestionaba la contratación de un profesional externo, especialista en ingeniería civil para conformar el comité. Asimismo, el Órgano de Control Institucional (OCI) había emitido una alerta sobre este tema en cuestión.

No obstante, Diario Correo tuvo acceso a dos informes, elaborados por la entonces responsable técnico del saneamiento físico legal de los terrenos, Sinthya Guilliana Yacila Chore.

Estos documentos contradicen las observaciones de la asesora legal y aclaran que en realidad sí existía libre disponibilidad del terreno.

En total eran 125 lotes de terrenos, de los cuales, el 80% de los propietarios y posesionarios habían firmado cartas de intención de venta y entrega de terreno, tras la tasación del ministerio de Vivienda. La diferencia ya se encontraban en trámites para expropiación.

Frente a ello, el Organismo Supervisor de la Contrataciones del Estado (Osce) indica que la entidad podía tener la disponibilidad sin ser el propietario. Por tal motivo, las cartas de compromiso habían sido de vital importancia. A pesar de esto, se dio la nulidad.

INTEGRANTES

Por su parte, el exasesor externo del PEBPT, Roberto Urbina Ramírez, indicó que el ingeniero Carl Temoche Benites no cumpliría con el perfil requerido. Asimismo, señaló que el mencionado funcionado afronta varios procesos legales, por presuntos actos de corrupción acontecidos en la misma entidad ligada al Ministerio de Agricultura.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

tres − 2 =

Translate »