El problema de nunca acabar. El Seguro Integral de Salud (SIS) lanzó un nuevo proceso de contratación nacional de clínicas privadas para la atención de pacientes graves con covid-19 que requieren ventilador mecánico. Esto debido a que la primera convocatoria para suscribir el acuerdo con el Gobierno no fue en su mayoría seguida.

En este sentido, el primer proceso del SIS culminó el miércoles 8 de los corrientes con la firma de contratos con 14 clínicas privadas en Lima y 2 en provincias (Arequipa y Trujillo). Lejos de la cifra que se esperaba tras el acuerdo entre el Gobierno y la Asociación de Clínicas Privadas, ante los elevados precios que cobraban a los pacientes covid-19.

El proceso se realiza bajo la normativa vigente de contrataciones del Estado y a través del Seace (Sistema Electrónico de Contrataciones del Estado), aseveró el SIS. Se busca generar transparencia a este proceso, debido a que esta negociación ha sido muy compleja para el Gobierno.

EL NEGOCIO DE LAS CLÍNICAS PRIVADAS

Recordemos que, en los últimos meses se ha cuestionado fuertemente el papel que vienen jugando las clínicas privadas en la lucha contra la pandemia del covid-19, cobrando cifras astronómicas que resultan impagables para muchas familias. Estas se ven entre la espada y la pared y obligadas a elegir entre salvarle la vida a un familiar y hacerse de una deuda gigantesca o perder a su familiar.

¿Y el sector público? Gran cantidad de las familias denunciantes señalan que acudieron a los hospitales del Minsa, pero no lograron ingresar a sus familiares a pesar de llegar en cuadros críticos o calificar para ser catalogados como de emergencia. Solo les informaron que ya no había camas disponibles o ni siquiera lograron acceder a una prueba covid-19, por lo que tuvieron que acudir al sector privado sin saber el gran problema en el que acabarían.

Fuente Exitosa

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

16 − 12 =

Translate »