La comisión investigadora del Consejo Regional inició las indagaciones ante las presuntas irregularidades que se habrían presentado en el abandono de los trabajos en el primer componente (túnel y presa Tronera) del Proyecto Especial de Irrigación e Hidroenergético del Alto Piura (Peihap), por parte del Consorcio Obrainsa Astaldi (COA).

El integrante del grupo de trabajo, Oscar Echegaray, adelantó que realizarán las averiguaciones sobre el uso de los S/70 millones de adelanto al COA, para iniciar la ejecución de la obra.

“El Peihap le dio un adelanto directo en el momento que se suscribió el contrato, el cual fue resuelto recientemente, para iniciar la ejecución del megaproyecto. La Ley de Contrataciones del Estado señala que este adelanto es para pago de recursos humanos y servicios”, reveló.

Sin embargo, el consorcio tiene una deuda de más de S/20 millones con los proveedores por servicios de comida, alquiler de oficinas, agregados, materiales y otros.

Indicó que el gerente general del Peihap, Marco Vargas, en reunión sostenida en la ciudad de Huancabamba, ha señalado que el gobierno regional será el intermediario entre el COA y los proveedores para solucionar este problema.

De esta manera, determinará la deuda de cada uno de ellos con la debida sustentación documentaria de los bienes y servicios ofrecidos, porque solo se tiene el monto global. En ese sentido, la comisión investigadora verificará si la contratista ha acreditado ante la gerencia del Peihap las inversiones hechas con el monto adelantado.

Presunción

Oscar Echegaray sostuvo que en este momento se presume que Obrainsa Astaldi no habría informado sobre el destino de los S/70 millones de adelanto.

Entonces, agregó, si ese dinero no ha sido empleado para cancelar a los proveedores, se estaría cometiendo el presunto delito de fraude en administración de personas jurídicas.

Explicó que parte de ese dinero se habría gastado en el pago de personal y servicios (S/20 millones), con lo cual la gerente del Peihap está solicitándole al COA que devuelva el dinero restante que serían más de S/50 millones.

Sin embargo, el consorcio Obrainsa Astaldi ha señalado que una de las causas para no continuar con los trabajos del proyecto Alto Piura es la falta de liquidez. “Entonces, dónde se han ido los más de S/50 millones restantes”, preguntó el consejero por Morropón.

Asimismo, refirió que existiría una negligencia de parte del gerente del Peihap, Marco Vargas y de la empresa supervisora, porque debieron controlar ese presupuesto a través de una cuenta.

La Comisión Investigadora sostendrá hoy una reunión con los procuradores ad hoc sobre arbitrajes, para conocer el número de laudos arbitrales con el COA y el jueves será con el directorio del Alto Piura.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

18 − dieciocho =

Translate »