La corrupción ha tomado protagonismo desde que se dio a conocer el caso Lava Jato. Este problema, para la Asociación Peruana de Profesionales en Inversiones, cuesta en términos monetarios entre 3.5% y 5% del Producto Bruto Interno. Ello afectaría al cierre de 2017 con una disminución del 1% en el rendimiento de la actividad económica.

El CEO de El Dorado Investments, Melvin Escudero, comentó en el foro Perú+Ética que la falta de institucionalidad –así como lo demuestra el ranking del World Economic Forum, donde Perú aparece entre los últimos de la tabla en el análisis a sus instituciones– tiene una repercusión importante en las bajas calificaciones de las agencias de crédito.

Esta falta de institucionalidad lleva atrasando el crecimiento desde hace 20 años. “Los proyectos de obras públicas o APP están bajo sospecha de que puede existir algo corrupto. Entonces, el cambio de gestión en la Contraloría y la posibilidad de que el Congreso y el Gobierno pongan el tema de inversión en infraestructura como algo importante en su agenda conjunta significaría un cambio en la tendencia”, anotó.

Inversiones

Escudero considera que no se deberían frenar los proyectos de inversión pública para el caso de la reconstrucción, porque estos podrían cambiar la tendencia negativa a la inversión privada y hacer que el PBI crezca aproximadamente 4% en 2018. En su defecto, solo crecería a una tasa estimada de 2.8%, como en 2017.

Se espera que aumenten las expectativas empresariales tras el mensaje a la nación.

Sabía que

Según el INEI, el 48.1% de la población considera que la corrupción es el principal problema que afecta al país.

La Defensoría del Pueblo reportó que, a nivel nacional, se registraron 32,925 casos de corrupción, lo que representa una pérdida de 10% del presupuesto anual.

Fuente Perú21

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.