Piura. Ad portas de iniciarse la ejecución de las obras de rehabilitación en esta región, la Comisión Regional Anticorrupción cuenta con 28 veedores ciudadanos debidamente capacitados para supervisar los trabajos y evitar actos irregulares en los mismos.

El secretario de este organismo, Jaime Távara Alvarado, manifestó que estos veedores serán los “ojos” de la población y con el apoyo de profesionales del Colegio de Ingenieros, elaborarán los informes con las observaciones y recomendaciones que serán remitidos a la Oficina Anticorrupción.

“Serán derivados a la Gerencia Regional de Infraestructura y al gobernador regional, Reynaldo Hilbck, para que se tomen las acciones correspondientes en caso se presenten actos de corrupción”, afirmó.

Explicó que la labor de los veedores ciudadanos será exigir a las empresas ejecutoras que cumplan con los plazos establecidos en los expedientes técnicos, así como demandar la presencia del supervisor y residente de la obra en los trabajos.

Távara reveló que en las obras pequeñas se considerará a veedores que no tengan suficiente conocimiento técnico, pero en los grandes proyectos se considerará a personas con conocimiento en construcción para desarrollar su labor de manera objetiva.

Por lo pronto, el gobierno regional ha adjudicado cuatro obras: la rehabilitación de los diques derecho e izquierdo del río Piura-Bajo Piura, así como la descolmatación de los drenes Sechura y 1308 a los consorcios Río Piura, Rodema y La Paz, respectivamente.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.