La Contraloría General de la República ha encontrado responsabilidad penal en 960 funcionarios edilicios de Lima, anunció ayer el titular de dicha institución, Edgar Alarcón Tejada, tras encabezar una audiencia pública en Lima Norte, donde informó los resultados del control realizado por su despacho en el ámbito local y provincial.

“Hemos encontrado 899 responsabilidades penales en los funcionarios de Lima Metropolitana, entre el 2009 y el 2017, a escala distrital. Y en Lima Provincias, 444 responsabilidades penales, que hacen un total 1,343. Estas involucran a 960 funcionarios únicos que han sido denunciados por contraloría”, detalló ante una gran cantidad de vecinos de Carabayllo, Comas, San Martín de Porres y Los Olivos.

Señaló que se han determinado además 840 responsabilidades civiles en el mismo período: 568 en el ámbito distrital y 272 a escala provincial, que han involucrado a 724 funcionarios únicos.

Entre el 2009 y el 2017, precisó, se han iniciado 120 procesos judiciales, que han tenido a 767 funcionarios involucrados, que han cometido presuntos actos de corrupción en obras o gestiones por un monto de 51.1 millones de soles.

Lamentó que muchas de las demandas presentadas por su institución no se resuelvan con prontitud. Indicó que el tiempo promedio de resolución toma alrededor de ocho años y, muchas veces, sin sentencia favorable.

“El resultado de los procesos judiciales de la Contraloría General de la República en el gobierno local de Lima Metropolitana entre 2009 y 2017 ha logrado 50 sentencias firmes tanto civiles como penales, de las cuales 19 fueron favorables y 31 desfavorables”, refirió en la audiencia en la que el contralor escuchó pacientemente a más de 100 personas.

“Desde acá les pido nuevamente al Poder judicial y al Ministerio Público que trabajemos de manera coordinada, conjunta, para sentenciar y meter presos a todos los corruptos”, manifestó.

Alarcón Tejada realizó, por primera vez, una audiencia de este tipo en Lima. Actividades similares se han llevado a cabo antes en Ayacucho, Huancayo, Piura, Chiclayo, Pucallpa y otras ciudades.

“Hemos escuchado aquí a comités, grupos, gremios, asociaciones, comités de vasos de leche y estamos evaluando adscribir su labor a la lucha contra la corrupción. Vamos a convocarlos para que se acerquen a la Contraloría a fin de registrarlos y capacitarlos en una diversidad de procedimientos”, adelantó.

Carabayllo y Los Olivos

El contralor adelantó que su despacho realizará un trabajo prioritario en los distritos de Carabayllo y Los Olivos, a modo de piloto, lo cual no significa, dijo, que no se supervisará lo hecho en los otros distritos de Lima Norte. “Priorizaremos estos dos distritos, a fin de desarrollar una especie de operativo, haremos intervenciones especiales y luego regresaremos en unos tres meses para dar los resultados de nuestro trabajo. Si se encuentran indicios sólidos de corrupción, se cerrarán las cuentas de esos alcaldes”.

Fuente El Peruano