El ex presidente Ollanta Humala y su esposa, Nadine Heredia, habrían transferido a su patrimonio dinero de origen “ilícito”, que recibieron de parte del gobierno de Venezuela y de las empresas brasileñas Odebrecht y OAS para las campañas del 2006 y 2011, según la fiscalía, que los investiga por el presunto delito de lavado de activos y asociación ilícita para delinquir.

Según informó la Unidad de Investigación de El Comercio, el fiscal Germán Juárez Atoche solicitó esta mañana la prisión preventiva contra el ex jefe de Estado y la ex primera dama.

De acuerdo a la resolución fiscal, a la que este Diario tuvo acceso, existen “cuantiosas” sumas de dinero que habría recibido Ollanta Humala y Nadine Heredia, “tanto del gobierno Venezolano, como de las empresas brasileras Odebrecht y OAS” para el financiamiento de las campañas del Partido Nacionalista.

“Se observa que estos no habrían utilizado todo el dinero obtenido en las campañas electorales en mención, sino que una fracción de dicho dinero se encontraría formando (hasta la actualidad) parte de su patrimonio personal”, se lee en el documento.

Con este dinero, calificado de “ilícito”, el fiscal argumenta que ambos adquirieron el inmueble ubicado en Calle Castrat N° 177- 183 – Urbanización Chama – Santiago de Surco; así como el vehículo camioneta rural Grand Cherokee Laredo, con placa de rodaje N° RIH-176.

El Ministerio Público también señala que parte de los recursos permanecieron bajo la posición de Rocío Calderón Vinatea, ex funcionaria Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE) y amiga cercana de Heredia Alarcón. De esta forma, se ocultó su verdadero origen y titularidad.

El tesorero en las sombras

El requerimiento también usa la transcripción de una conversación, interceptada de manera legal, entre Julio Torres Aliaga e Ilan Heredia, donde se establece que el primero solo ocupa el cargo de tesorero del nacionalismo en el “papel”, mientras que el hermano de la ex primera dama era quien realmente manejaba el dinero que ingresaba al partido de Humala.

El fiscal Juárez Atoche, además, adjunta un informe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), que determina que el Partido Nacionalista reportó S/24’989.819 como gastos de la campaña del 2011, pero los ingresos suman S/ 22’574.794.

De esta manera se produce un exceso de gastos sobre ingresos, por mi total de S/2’415.024.

Fuente El Comercio

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.