Indecopi confirmó la sanción al Colegio de Ingenieros del Perú (CIP) y a la Asociación Peruana de Consultoría (APC) por incurrir en “práctica colusoria horizontal” para fijar precios en los servicios de consultoría solicitados por Provías Nacional.

“El CIP y la APC adoptaron y difundieron, de manera coordinada, la decisión de elevar dichos valores a través de tres documentos en los que se estableció cuál debería ser el nivel de las tarifas de personal y de los gastos generales”, estableció la Sala Especializada en Defensa de la Competencia (SDC) del Tribunal del Indecopi.

Además, ambas instituciones señalaron que la decisión debía ser aplicada de manera obligatoria por todos los ingenieros en el desempeño de sus funciones.

Así, la SDC resolvió confirmar la decisión de la Comisión de Defensa de la Libre Competencia que data del 2015 y multó al CIP y la APC con el pago de 1.000 UIT (S/4.050.000) para cada entidad. Asimismo, ordenó medidas correctivas a cargo de las entidades sancionadas.

La conducta concertada estaba destinada a elevar las tarifas del personal y los gastos generales de los valores referenciales de los concursos públicos convocados por Provías Nacional, en los servicios de consultoría de ingeniería en las obras relacionadas a la Red Vial Nacional.

Provías Nacional es un proyecto especial del Ministerio de Transporte y Comunicaciones, encargado de la ejecución de proyectos de construcción, mejoramiento, rehabilitación y mantenimiento de la Red Vial Nacional.

Indecopi señaló que la determinación de precios entre la CIP y APC “generó una distorsión en la determinación de los precios de los servicios contratados por el Estado, para la realización de importantes obras públicas de transporte a nivel nacional”.

Así, la conducta de ambas instituciones incidió directamente en el costo final de los servicios de consultoría contratados por Provías Nacional.

Fuente El Comercio

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.