El Poder Judicial dispuso 10 de días de detención preliminar para Carlos Eugenio García Alcázar, el ex asesor del viceministerio de Transportes implicado en el caso “Club de la Construcción”. El exfuncionario había sido detenido este viernes durante un operativo de la Fiscalía en inmuebles de empresarios vinculados a contrataciones ilícitas con el Estado, en el marco del caso Lava Jato.

La jueza María Álvarez Camacho justificó la orden de detención en un pedido de la fiscalía, que ubica a García Alcazar en una organización criminal que operó entre 2011 y 2014. Según la acusación fiscal, el ex funcionario “se habría encargado de operativizar dentro del Ministerio de Transportes y Comunicaciones el otorgamiento de la buena pro a favor de una empresa previamente acordada”. La fiscalía indica que por esta labor, García Alcázar recibía “una prestación del orden del 2.9%”.

Entramado de corrupción

La magistrada indicó que, según la tesis de la fiscalía, en este entramado de corrupción participaban tres componentes: (1) Un representante de las empresas privada, (2) un intermediario entre el privado y las instituciones públicas (3) y un funcionario de la institución responsable de la buena pro. Para la fiscalía, García Alcázar era el hombre clave dentro del MTC.

La jueza María Álvarez Camacho indicó que en los siguientes días la fiscalía continuará realizando diligencias, y de encontrarse más elementos inculpatorios la medida contra García Alcázar podría ser “más gravosa”.

En la audiencia de este viernes, Álvarez Camacho indicó que en los siguientes días la fiscalía continuará realizando diligencias, y de encontrarse más elementos inculpatorios la medida contra García Alcázar podría ser “más gravosa”.

La queja de García Alcazar

En un momento de la audiencia, García Alcázar se quejó ante la jueza de que se hayan filtrado fotos y videos de la intervención de su vivienda a la prensa. “Ni bien fui a mi dormitorio, las imágenes ya estaban publicadas”, dijo.

Además, dejó constancia de que durante el operativo apareció en su casa un documento original que pertenecería el fiscal Hamilton Castro. Afirmó que nunca antes había tenido en su poder ese documento y que le parecía extraña su aparición. Indicó que en todo momento estuvo rodeado por 10 fiscales y 5 policías.

El exfuncionario estuvo acompañado por el abogado Genaro Vélez, quien anunció que iba a apelar la orden de detención preliminar.

Fuente RPP

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.