“La Villa Panamericana es un elefante blanco”, remarca Juan Miguel Guerrero Orbegozo, presidente de la Comisión de Infraestructura y Vialidad del Colegio de Arquitectos del Perú-Región Lima, tras advertir de irregularidades y deficiencias en el proceso de su construcción.

Con los informes de la Contraloría en mano, Guerrero además indica que, pese a los cerca de S/ 535 millones que costarán las obras -66 millones más que el presupuesto inicial-, hay graves riesgos que afectan la finalidad posterior a los juegos panamericanos de esa construcción: ser un complejo de vivienda en el populoso distrito.

El complejo, considerado la obra más importante de los Juegos Panamericanos 2019, se construye en un terreno de 44.92 hectáreas, ubicado en el distrito de Villa El Salvador, donde se levantarán siete edificios de 20 y 19 pisos, con 1,096 departamentos.

Sin embargo, pese al optimismo expresado, hay sombras que no han sido esclarecidas y cuya funcionalidad posterior, según han advertido expertos, deja más dudas que certezas.

PUESTA EN ESCENA

Hace algunos días, el 16 de marzo, el comité organizador de Lima 2019 montó una presentación de la Villa Panamericana. Para ello más de 500 voluntarios del Ejército, de la Universidad San Marcos y deportistas realizaron lo que llamaron “la prueba de funcionamiento” de los siete edificios que forman parte de la Villa Panamericana y Parapanamericana.

Las cámaras de televisión mostraron el contingente de jóvenes ingresando a los edificios, probando los interruptores y servicios de agua, ante la mirada aprobatoria del director ejecutivo de Lima 2019, Carlos Neuhaus Tudela; el viceministro de Transportes, Carlos Estremadoyro; el general de Brigada Carlos Alberto Rabanal Calderón, entre otros funcionarios.

Sin embargo, Guerrero Orbegozo califica esta ceremonia una “entrega mediática”, pues recalca que la entrega de obra es un acta que registra todos los eventos y observaciones y subraya que, en casos de siete edificios, la inspección previa demoraría entre una semana y un mes.

“La conformidad de obra es el certificado de culminación de una obra. Si lo tuvieran lo hubieran mostrado en todos los medios.  Lo que han hecho es una entrega mediática de los edificios. No están terminados”, recalcó el representante del Colegio de Arquitectos de Perú-Región Lima, tras insistir que en la ceremonia no había ningún funcionario municipal ni inspectores que hicieran la verificación de las condiciones de entrega.

“Todo ha sido mediático: abriendo un caño o subiendo a un ascensor, no se puede dar la conformidad de una obra que utilizarán en simultáneo 8 mil personas”, señaló, tras indicar que aún falta también que la Contraloría realice una nueva acción de control.

PRESUPUESTO

Parte del gran problema, según el informe Nº 1336-2018-CG/MPRY-CC de la Contraloría, es el incremento del presupuesto inicial aprobado por el Sistema Nacional de Inversión Pública, el 6 de febrero del 2017.

Se aprobaron S/ 368’906,008, pero al 30 de noviembre del 2018 el monto ya había alcanzado los S/ 534’940,895.85. Es decir, 166’034,887 soles de incremento.

A decir de Guerrero Orbegozo, directivo del Colegio de Arquitectos del Perú-Región Lima, los costos señalados por Contraloría indican que cada departamento cuesta al menos cien mil dólares.

Sin embargo, dice Guerrero Orbegozo, Besalco, la empresa chilena, también construirá un complejo de 3 mil departamentos en el terreno de lo que fuera el cuartel Hoyos Rubio, en el Rímac; según dijo el directivo, los departamentos de Villa Panamericana costarán el triple de lo que costará en el complejo del Rímac y el doble del valor de un departamento en San Miguel.

Indicó también que el metro cuadrado en la Villa Panamericana terminará costando US$ 3,853 y en un condominio en el Rímac, el valor es US$ 2,005. “Ojo que, en el Rímac, en el costo está el valor del terreno, su habilitación y la construcción; y en el caso de la Villa Panamericana, el terreno es una cesión”, explicó.

CRUCE DE PLAZOS

Fue en el año 2013 que se entregó al Perú la sede de los XVIII Juegos Panamericanos. Sin embargo, en 2017 se modificó el proyecto original y se inició la construcción de la obra.

El gerente de proyecto e infraestructuras de Lima 2019, Wilhelm Funcke, anunció que cuatro de las siete torres estarían listas en abril del 2018 y las otras tres faltantes en diciembre. La habilitación del conjunto habitacional se registraría en marzo del 2019.

Incluso, el cronograma de Proyectos de Inversión Pública del Plan Maestro, aprobado mediante Resolución Directoral Ejecutiva N° 015-2018-MTC/PEJP-2019, del 21 de marzo de 2018, señala que la fecha de culminación de ejecución de la obra del Recinto de Villa Panamericana es el 31 de marzo del 2019.

No obstante, una nota informativa de la página web oficial del Comité Olímpico Peruano daba como fecha final noviembre del 2018, pero en enero de este año Funke cambió la fecha para anunciar que la inauguración de la Villa Panamericana será en marzo; a la par la agencia oficial Andina indicaba que la villa estaría lista en mayo, a dos meses de inaugurarse los juegos panamericanos.

CONTRALORÍA ADVIERTE

El informe de control concurrente N° 1336-2018-CG/MPORY-CC de la Contraloría General de la República, sobre la evaluación realizada al avance de las obras a noviembre del 2018, advertía, citando el Plan Maestro, que era necesario que las obras estuvieran concluidas seis meses antes de los juegos; incluso advertía que tres meses previos era demasiado arriesgado.

“Asimismo el citado Plan Maestro señala en sus recomendaciones que se necesita planificar la finalización de las sedes con una antelación a seis meses de los juegos, precisando que tres meses es demasiado tarde y arriesgado; asimismo, establece en sus alcances y metodología que el principal objetivo -y como uno de los elementos más críticos- es contar con un cronograma de obras que permita finalizar toda la infraestructura con la suficiente antelación para realizar eventos de prueba, instalar overlay, entre otros”, indica el documento.

La Contraloría advierte también que el incumplimiento de las fechas programadas ponía en riesgo la culminación de la obra prevista.

“La situación expuesta conllevaría a que las pruebas finales de los servicios públicos de agua, desagüe, gas y luz no cumplan con las fechas programadas en el Cronograma, generando que se aplacen las Finalizaciones de las Secciones 1, 2, 3 y 4, poniendo en riesgo que no se cuente con la culminación de la obra prevista para el inicio de los Juegos Panamericanos”, explica.

Debemos indicar que intentamos recoger la posición del comité organizador Lima 2019; sin embargo, pese a nuestra insistencia, no hemos podido obtener su versión.

OTROS INCREMENTOS

El coliseo Andrés Avelino Cáceres, de Villa María del Triunfo, pasó de 236’606,503 soles a 317’510,484.80 soles; es decir, al 30 de noviembre del 2018, el costo se vio incrementado en 80’903,981 soles.

Igual situación se presenta en la sede del Yahuar Huaca, en el Callao. Pasó de 152’089,008 soles de presupuesto inicial a 173’215,567 soles. Es decir, sufrió una variación de S/ 21’126,559.

“El citado Plan Maestro señala en sus recomendaciones que se necesita planificar la finalización de las sedes con una antelación a seis meses de los juegos, precisando que tres meses es demasiado tarde y arriesgado”.

“La situación expuesta conllevaría a que las pruebas finales de los servicios públicos de agua, desagüe, gas y luz no cumplan con las fechas programadas en el Cronograma, (…) poniendo en riesgo que no se cuente con la culminación de la obra prevista para el inicio de los Juegos Panamericanos”.

El 16 de marzo realizaron una supuesta prueba de funcionamiento; sin embargo, subrayan, este sería solo una puesta en escena, pues aún no se entrega la conformidad de obra que requiere una inspección por parte de funcionarios municipales que demoraría entre una semana a un mes.

EL FACTOR INMOBILIARIO

Uno de los objetivos de construir la Villa Panamericana fue convertirla, al finalizar los juegos, en un gran complejo habitacional, una especie de ciudad satélite en Villa El Salvador.

“Esta construcción comprende el legado de departamentos de 3 dormitorios, sala, comedor, cocina y 2 baños”, manifestó en su momento Wilhelm Funcke.

Sin embargo, para Guerrero Orbegozo, el legado inmobiliario de la villa es una solución cuestionable. Y es que, en primer lugar, dijo, el costo de los departamentos –al menos 100 mil dólares por unidad- no es competitivo para el distrito.

Explicó que la mayoría de las viviendas en Villa El Salvador son producto de la autoconstrucción, y el precio de los terrenos no superan el valor de los departamentos.

“Es muy poco probable que haya alguien que vaya a pagar lo que cuestan esos departamentos, que es de unos 100 mil dólares cada uno”, reiteró.

“Con ese total se puede construir una casa de cuatro pisos en la zona”, subrayó y recordó que a menor precio puede comprarse un departamento en el Rímac o San Miguel.

“El Estado tendría que subvencionar los precios para que puedan venderse”, concluyó.

MUÑOZ: NO LLEGAMOS

El alcalde de Lima, Jorge Muñoz, anunció que no llegaremos “completamente preparados” a los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos Lima 2019.

“Esta obra se terminó de licitar a finales de diciembre cuando esto debió hacerse años atrás”, expresó desde las avenidas Los Héroes y Pachacutec, vías que agilizarán el tránsito entre los distritos de San Juan de Miraflores, Villa María del Triunfo y Villa El Salvador.

Muñoz Wells argumentó que se enfocará en terminar solo los proyectos más cercanos a los lugares donde se llevarán a cabo las actividades deportivas.

Nuevos alojamientos

El proyecto de ley 3914, presentado por el Ejecutivo el 18 de febrero, indica que el gobierno peruano transferiría, de aprobarse la propuesta en el Congreso, 31 millones 234 mil soles a la Organización Deportiva Panamericana (Odepa) para que se contrate hospedaje y acomodación de atletas, técnicos, oficiales, jueces y árbitros internacionales, miembros de Odepa, que no se hospeden en la Villa Panamericana en Villa El Salvador y en la Escuela Naval. (Autor: Ítalo Oberto Besso)

Fuente Diario Expreso

Una Respuesta

  1. Avatar
    Jorge Zora

    Con el costi de 3,850 dolares por m2, podemos comprar un departamento de estreno en Miraflores frente al mar que cuesta 3,500 dolares el m2.
    La idea es que los departamentos de la villa, después del evento, se vederán a la poblacion para recuperar la inversión. ¿Quien comlrará a3,850 dolares el m2.?

Translate »