Arequipa. La obra de Jerusalén – San Juan de Dios tiene un desbalance entre lo ejecutado y el dinero gastado en los materiales y obreros. En octubre se encuentra al 51% de avance global de la obra y en un 83% de ejecución presupuestal. Esta información fue comunicada a la Contraloría durante una inspección realizada ayer a la obra.

Sin embargo, esta valorización se realiza con el anterior cronograma de obra, que establecía el término de los trabajos para el 30 de noviembre. El nuevo cronograma señala el fin de la obra para el 31 de mayo. Pese a que se pidió información sobre el adicional de plazo, la municipalidad aún no la entrega.

Este es uno de los baches que tiene el órgano contralor para fiscalizar la ejecución de la obra. Alberto Arteaga, gerente regional de la Contraloría en Arequipa, indicó que se encuentran preocupados por el avance de esta obra. Se ha solicitado a la municipalidad que sustente el incremento en el presupuesto de la obra, pero esta información no fue alcanzada. Tampoco se cuenta con los informes de las pruebas de compactación y evaluaciones hidráulicas de la calle San Juan de Dios.

Durante la inspección, algunos comerciantes protestaron por el lento avance de la obra. Dijeron que han perdido mucho dinero por el cierre de la vía.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

3 × 5 =

Translate »