El Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS) resolvió el contrato que había firmado con la empresa alemana Ludwig, Pfeiffer Hoch-und Tiefbau GmbH & Co. KG para la ejecución del proyecto de agua y alcantarillado de las asociaciones Apipa y José Luis Bustamante Y Rivero en el distrito de Cerro Colorado.

El área legal del referido ministerio decidió ponerle fin a este contrato debido a que la empresa alemana incurrió en una falta contractual al paralizar desde el pasado 11 de junio las obras de saneamiento de manera inopinada, según se conoció, por problemas de solvencia económica.

Como se recuerda, la primera piedra para la ejecución de esta obra se puso en octubre del 2021 y debía culminarse en un plazo de 18 meses, es decir, en marzo del 2023. La obra, que demanda una inversión superior a los S/ 250 millones, es financiada gracias a un convenio entre el Estado peruano y el Banco Mundial.

“Luego de hacer la respectiva consulta con el Banco Mundial, hemos tomado la determinación de resolver el contrato con la empresa ejecutora porque observamos una paralización de obras injustificada de 28 días”, manifestó Ricardo Soldevilla, especialista social del Ministerio de Vivienda.

El funcionario explicó que, a la fecha la ejecución de la obra solo tiene un avance del 8% y que hasta el mes de abril se había desembolsado un pago de S/ 12 millones a la empresa, quedando pendiente un pago de alrededor de S/ 2 millones 500 mil por el mes de mayo y algunos días de junio.

Ahora, corresponde realizar el proceso de liquidación a la empresa, aunque no se descarta que esta pueda interponer un recurso de arbitraje, mostrando su desacuerdo con la resolución del contrato para evitar el pago de las penalidades respectivas.

Empero, el Ministerio de Vivienda ya viene alistando un nuevo proceso de licitación para encontrar a otra empresa que se encargue de ejecutar el saldo de la obra, buscando que la misma tenga solvencia financiera, aunque esto podría demorar entre 4 y 5 meses en el mejor de los casos.

“Vamos a agilizar este proceso para reiniciar las obras lo antes posible, mejorando nuestros filtros. Esta obra no va a sufrir el entrampamiento eterno de otras obras en la región. El riesgo de que haya un proceso de arbitraje es mínimo”, dijo Soldevilla.

Es preciso recordar que, son alrededor de 50 mil personas las que esperan la ejecución de esta obra de saneamiento que depende de los reservorios N-31 y N-39.

Más noticias en Exitosa Arequipa

Fuente Exitosa

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

12 − 12 =

Translate »