La ex primera dama, Nadine Heredia está libre, pero las investigaciones del equipo especial Lava Jato van cerrando su círculo sobre ella, esta vez sobre su papel en la sospechosa concesión para la construcción del Centro de Convenciones de Lima (CCL), que se habría diseñado a su gusto.

Un colaborador eficaz ha revelado que la “evaluación” de la arquitectura final de la obra fue presentada a Heredia, por parte de funcionarios de la constructora OAS, que ganó la licitación de la obra y por la cual se habrían pagado sobornos, como lo afirmó su propio expresidente, José Adelmário ‘Léo’ Pinheiro.

Se supo que este colaborador eficaz le reveló al fiscal Carlos Puma que, por intermedio del Ministerio de Vivienda y Construcción, OAS accedió a las bases del concurso de licitación antes de que fueran publicadas, lo cual le daba una amplia ventaja sobre las otras constructoras competidoras.

Durante la licitación, cuyo proceso el colaborador siguió de cerca, Nadine Heredia y entonces ministro René Cornejo tuvieron ingerencia y tomaron decisiones que, de una forma u otra, terminaron por beneficiar a OAS, que se adjudicó la obra por 53 9 millones127 mil soles, 14 millones más del valor inicial.

VETO A GyM

El proyecto de construir el CCL fue una iniciativa de OAS, según el testimonio recogido por el fiscal Puma, pues altos funcionarios de esta empresa prepararon un estudio de costos sobre obras similares en América Latina, y se las hicieron llegar a la primera dama y al entonces ministro de Vivienda, Cornejo.

Para que haya una conexión directa entre el MVC y OAS se contrató a un ingeniero, bajo la cubierta de asesor entre el 2014 y 2015, por un monto de 85 mil soles.       De esta manera, OAS estaba informada al milímetro de la licitación y tenía asegurada adjudicarse la obra, como luego ocurrió.

Lo sorprendente, siempre según el colaborador eficaz, fue que Nadine Heredia vetó un posible consorcio de OAS con Graña y Montero, lo que generó un conflicto entre ambas empresas.

Otros cuatro colaboradores eficaces habrían confirmado ante el fiscal Puma que la ex primera dama le advirtió a los altos ejecutivos de OAS, que no ganarían obras públicas si se consorciaban con GyM.

EL DATO

Antes fuera ministro de Vivienda, la consultora de René Cornejo, Corporación Helios asesoró a la constructora OAS para el proyecto Línea Amarilla.

Fuente Radio Karibeña

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

ocho − 3 =

Translate »