La investigación del “club de la construcción”, que habría funcionado en el gobierno del expresidente Ollanta Humala, avanza en el Ministerio Público.

El fiscal Germán Juárez indaga más de S/ 4,264 millones en 18 obras que este presunto cártel de constructoras peruanas y extranjeras se adjudicó con sobornos a funcionarios de Provías Nacional (ver tabla).

Según documentos fiscales a los que accedió Gestión, los representantes de las empresas pagaban al lobbista Rodolfo Prialé de la Peña, luego de que el club decidía qué empresa ganaba la obra.

Hasta el momento, el Ministerio Público detectó más de S/ 45 millones en coimas en las 18 obras investigadas. Sin embargo, Juárez sospecha que hay más ilícitos en otras 35 licitaciones en las que la supuesta organización criminal habría operado en su real dimensión.

El mecanismo

De acuerdo a la tesis fiscal, los representantes de las constructoras pagaban las coimas a Prialé de tres maneras: pagos en efectivo, contraprestaciones por medio de contratos ficticios y depósitos en cuentas offshore.

Juárez Atoche sostiene que para recibir los sobornos, Prialé utilizaba la empresa Lual Contratistas para los contratos ficticios con las constructoras y la Corporación Diluvio (Inteligo Bank) en Panamá.

Luego Prialé hacía llegar las coimas a Carlos García Alcázar, exfuncionario del MTC. Según la Fiscalía, García entregaba el dinero a José Guillermo Paredes con destino a su hermano, el exministro de Transportes, Carlos Paredes.

El fiscal Juárez le imputa al extitular del MTC haber recibido US$ 17 millones en sobornos.

Fuente Diario Gestión

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

dos + seis =

Translate »