La corrupción, materializada en actos como el fraude y el soborno, es una práctica que no se ha reducido en el mundo empresarial peruano, según concluye la encuesta “15º Encuesta Global sobre Integridad en los Negocios 2018”, realizada por la consultora EY.

Dicho sondeo arroja que el 82% de los encuestados reconoce el soborno y la corrupción como prácticas muy extendidas en la comunidad de negocios del país. Dicha tasa está por encima de los resultados para Latinoamérica y el mundo.

Asimismo, el 20% dijo que el uso del soborno para conseguir contratos también es una práctica muy recurrente en el mundo empresarial.

Dicha tasa, nuevamente, es superior a los resultados regionales y globales. En tanto, un 4% de los encuestados dijo que justificaría los pagos en efectivo con el fin de conseguir un negocio que sea beneficioso para la empresa.

Al revisar este último dato, se observa que los participantes más jóvenes son los que podrían tolerar más el fraude o la corrupción para lograr objetivos financieros en comparación con los encuestados de mayor edad.

En el caso de los menores de 35 años, 1 de cada 5 recurriría a estos actos; mientras que en mayores de 35 la cifra se amplía a 1 de cada 8.

Pese a todos estos datos desalentadores, el 100% de los encuestados en Perú sí reconoce que es importante demostrar que su organización opera con integridad.

Para el socio líder de Servicios de Riesgos de Integridad de EY Perú, Rafael Huamán, es necesario que las empresas mejoren sus estrategias para mejorar el clima ético al interior de su organización. Esto en vista de que solo uno de cada seis encuestados considera que es el propio empleado quien debe asumir la responsabilidad de comportarse con integridad.

“Las organizaciones deben esforzarse en mejorar la eficacia de sus programas de cumplimiento, así como de los controles y mecanismos de gobierno corporativo, apalancándose en el uso de nuevas tecnologías. Además, deben establecer de manera clara a sus empleados las expectativas sobre sus responsabilidades individuales”, advirtió el especialista.

Claves

– La encuesta de la consultora EY reunió la opinión de 2.550 ejecutivos en 55 países.

– Prueba de la presencia de los actos como el soborno en Perú sería que, según la encuesta, el 16% de ejecutivos admitió que sus empresas sufrieron un fraude significativo en los últimos dos años.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

dos + uno =

Translate »