La corrupción habría llegado a tal nivel en la gestión del exalcalde de Ayabaca, Humberto Marchena, que este habría cobrado coimas a su propio hijo, Baldomero Marchena, para que gane obras públicas.

Pese a su vínculo de sangre que le impedía ser proveedor del Estado, Marchena hijo se habría convertido en proveedor de semillas y empresario constructor, pero siempre detrás de supuestos testaferros.

Este particular episodio fue narrado por un colaborador eficaz ante el fiscal anticorrupción, Luis Ramos Rioja que investiga al Clan Marchena por presunta colusión agravada y asociación ilícita para delinquir.

Se trata del colaborador identificado con Nº 882019-9993, quien aseveró que en todas las obras se pagaban coimas.

“En las obras del convento Cachaco de la comunidad de Joras (Ayabaca), Baldomero ejecutó la obra el 2017 y le dio un porcentaje a Humberto Marchena ascendente a S/160.000 porque la orden de Humberto era que así sea su hijo, tenía que pagar el porcentaje que le correspondía. Aquí nadie se salvaba, ni siquiera el hijo”, sostuvo el fiscal.

Este es parte del testimonio del colaborador que usó el fiscal Ramos Rioja como un elemento de convicción para sustentar el pedido de 36 meses de prisión preventiva contra el clan.

Más coimas

En este punto, el fiscal refiere que no se debe subestimar el nivel de participación de Marchena padre en la presunta organización criminal, ya que también habría pedido coimas.

Otro episodio similar es narrado por el colaborador Nº 882019-2590 quien asegura que llegó hasta una casa de la calle Amotape (Sullana) para entregar un maletín negro con S/200.000 al entonces alcalde de Ayabaca, Humberto Marchena.

Este monto sería la coima por ganar la obra de mejoramiento del colegio Divino Niño valorizado en S/6 millones.

Además de este monto, Marchena habría pedido el 10% del valor total, lo cual no se pudo pagar porque el empresario se quedó sin dinero “para coimas”.

Tres millones

De otro lado, por versión de los colaboradores y de audios que estos entregaron a la fiscalía, se conoció que Baldomero Marchena, ya como alcalde de Ayabaca, habría recibido S/3 millones por la obra de construcción de pistas y veredas.

Este dinero no sería de coimas sino del pago de valorizaciones a favor de las empresas que ejecutaban la obra, pero que estarían relacionadas con la autoridad edil.

Según el fiscal, Baldomero Marchena ya no solo cobraría coimas, sino que se habría convertido en contratista.

Datos

Los empresarios que pagaban los cupos grabaron a Baldomero Marchena. Ahora esos audios serían prueba para sustentar sus dichos como colaboradores eficaces ante fiscalía.

En los audios, Baldomero Marchena sostiene que Lima le asigne obras, debía pagar un cupo del 2%.

Fuente El Tiempo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × 2 =

Translate »