La empresa Grupo Constructor Parasol, que tiene como accionistas a Rocío del Pilar Pintado Cruz y Rubén Obregón Herrera, ha logrado contratos con el Estado por millones de soles desde que empezó el Gobierno de Pedro Castillo, según refiere el diario El Comercio.

La constructora, constituida en el 2016, había ganado hasta antes de la era Castillo contratos por S/7,7 millones, pero, a partir de julio del 2021, se ha adjudicado contratos por más de S/155 millones.

El contrato que más ha llamado la atención es la llamada “carretera del presidente”, obra que fue adjudicada de manera directa por la Municipalidad de Anguía en octubre del 2021 al Consorcio Vial MDJH, que Parasol integra con Ibérico Ingeniería y Construcción S.A.

Esta construcción, de S/19 millones, que pasa por la casa del presidente Castillo, en su caserío natal de Chugur, se aprobó en solo 13 días a través de Provías Descentralizado, pese a que lo normal es que demore seis meses.

Un nuevo contrato que ha ganado Parasol, como integrante del consorcio La Milagrosa, es una obra de S/102′200,582 de Sedapal. En este proceso, La Milagrosa fue el único postor, de acuerdo a un nuevo informe de diario El Comercio.

La Milagrosa está conformada por Parasol y otras dos compañías: Corporación Nueva Esperanza S.A.C., que tiene como accionistas a los hermanos Humberto, Manuel y Alfredo Pérez Bustamante, naturales de la provincia de Celendín (Cajamarca); y Ecuatoriana de Servicios, Inmobiliaria y Construcción Eseico S.A., sucursal Perú, representada por Carlos Lima Bacellar Filho.

Además de que ninguna de las tres empresas había contratado antes con Sedapal, el consorcio La Milagrosa tiene como domicilio legal la calle auxiliar Av. Néstor Gambetta, manzana E1, lote 02-A, zona industrial Asociación Microempresarios Inca Pachacútec, en el distrito de Ventanilla (Callao).

En dicha dirección se encuentra una vivienda de un piso a medio construir y sin tarrajeo. Y, esta ubicación también es la misma que Parasol consignó a la Municipalidad de Anguía en el contrato de la “carretera del presidente”.

Contrato congelado

De acuerdo a El Comercio, el contrato con Sedapal, llamado “reparación definitiva de la bocatoma del sistema Huachipa, adecuación y corrección de vicios ocultos, averías o defectos del proyecto, lotes 1, 2 y 3, bocatoma, PTAP Huachipa y Ramal Norte”, ha quedado congelado.

Ello se debe a que, el 3 de agosto, el juez Javier Jiménez Vivas, del Tercer Juzgado Civil de San Juan de Lurigancho, de la Corte Superior de Lima Este, admitió una demanda de amparo presentada por La Milagrosa contra Sedapal, luego que la entidad le quitara la buena pro por no haber subsanado unas observaciones referentes a la carta-fianza que el consorcio presentó para garantizar el cumplimiento del proceso de licitación.

La respuesta de Sedapal

Mediante un comunicado, la empresa estatal Sedapal señaló que el referido proceso de selección fue convocado el 17 de noviembre de 2021 “bajo los estándares y procedimientos establecidos en el marco de la Ley de Contrataciones del Estado y es parte del portafolio de proyectos de inversión de la entidad”.

Asimismo, indicaron que el cambio del comité de selección el 27 de abril de este año se debió a que el ingeniero Julio Ramírez fue designado Gerente de Proyectos y Obras el 25 de mayo; sin embargo, no podía seguir siendo presidente de este proceso dado que esto constituiría conflicto de intereses.

“De acuerdo con las facultades asumidas como Gerente de Proyectos y Obras se encuentra la de firmar los Contrato de Obra, por esta razón el funcionario que firme el contrato que deviene de un proceso de selección, está impedido de ser al mismo tiempo integrante de un Comité de Selección”, precisaron.

Respecto de las visitas del ingeniero Ramírez al Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, informaron que las coordinaciones de los funcionarios de Sedapal con el Ministerio de Vivienda “son constantes y permanentes”. En ese sentido, recordaron que participar de reuniones para analizar temas técnicos, atender a la población y sus dirigentes, coordinar proyectos con el Programa de Agua Segura para Lima y Callao demás direcciones “son un protocolo habitual de gestión”.

El 23 de junio Sedapal adjudicó la buena pro de la obra ‘reparación de la bocatoma del sistema Huachipa’ al único postor que presentó una oferta: el consorcio La Milagrosa. Sobre su experiencia en proyectos de agua y saneamiento, precisaron que “cualquiera de los miembros que forman parte del consorcio puede acreditar la experiencia, no necesariamente cada uno de ellos”.

“La empresa cumple con informar que se está poniendo de conocimiento a la Contraloría a efectos que ejecute una revisión exhaustiva del Proceso de Selección; asimismo se está constituyendo un Comité Interno para revisar el cumplimiento de los procedimientos internos de la Entidad”, puntualizaron.

Fuente RPP

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × cuatro =

Translate »