En la  auditoría de cumplimiento de la Contraloría de la República a la Autoridad Autónoma del Proyecto de la Costa Verde (APCV) , se encontró algunas irregularidades en pagos realizadas por la Municipalidad de Lima, durante la gestión del exalcalde Luis Castañeda Lossio.

Cabe indicar que, la APCV es una entidad que, si bien integra a los representantes de las municipalidades de los distritos San Miguel, Magdalena, San Isidro, Miraflores, Barranco y Chorrillos, la gestión administrativa está bajo la Municipalidad Metropolitana de Lima.

En ese sentido, la Contraloría, a través de la OCI de la Municipalidad Metropolitana de Lima, realizó una auditoría a los convenios suscritos entre la APCV con Emape y la Dirección de Hidrografía y Navegación de la Marina de Guerra, en este marco se establecía la realización de estudios específico, pero en el cual se han detectado irregularidades en los pagos, determinándose la responsabilidad penal y administrativa en cinco personas.

Parte de las conclusiones de la Contraloría determina que se realizaron pagos por la suma de S/ 351 mil por servicios hidroceanográficos sin corresponder a las obligaciones asumidas en el convenio, y en el que se no ha demostrado el sustento de pago.

Además, se halló que un funcionario de la APCV entregó bienes adquiridos por más de S/ 500 mil para la ejecución de servicios hidroceanográficos, no obstante conocer que estos ya habían sido concluidos con anterioridad.

Pagos sin sustento

En el primer caso, tras la revisión de los documentos, la Contraloría encontró que los funcionarios autorizaron los desembolsos sin contar con la conformidad de los servicios y sin tener documentos que lo sustentan, y entregando el dinero a personas que no acreditan la vinculación con la prestación del servicio, en este caso de la Dirección de Hidrografía y Navegación de la Marina de Guerra.

Para ello se tiene que precisar que el marco del convenio era para determinar que los proyectos o cambios que se hagan en la Costa Verde no tenga un impacto negativo en la zona acuática, en esa línea se realizaron los estudios.

La Contraloría detalla que en el marco del convenio no debía significar ninguna erogación y/o pago por contraprestación por parte de la APCV, salvo en los refrigerios.

Pese a ello se realizaron pagos en los meses de marzo, abril, mayo y julio del 2016, por un importe de S/ 351.4 mil, a la persona de Eduardo Mendoza Ledesma, quien es el gerente administrativo de la APCV.

“Eduardo Mendoza en su condición de gerente administrativo de la APCV mediante memorándums ordena a Pedro Cateriano Solano Ramón procede a gira 12 cheques por un importe de S/ 305,208 a nombre de Eduardo Mendoza”, detalla el informe.

En un proceso similar, Ruth Fernández, gerente administrativo encargada realiza un proceso similar por la suma de S/ 46 mil, a nombre de Walter Flores Servat.

Del primer grupo de cheques, cinco cheques se endosaron a favor de dos trabajadores de Emape, y cobrados por Oscar Antonio Ortiz Aquino por la suma de S/ 179.8 mil y para Renato Niño de Guzmán Yacolca por la suma de S/ 25,600.

Además, los otros siete cheques se endosaron, cinco a nombre de Antonio Gerardo Berrocal por la suma de S/ 130.4 mil y para Walter Flores Servat por S/ 23,840 y Julio Guillermo Zamorano Chávez por S/ 25,600.

La Contraloría precisa que en ninguno de los casos se evidencia relación con la Dirección de Hidrografía y Navegación de la Marina de Guerra del Perú.

En ambos casos se determinó la responsabilidad de los funcionarios al no evidenciar los documentos presentados, por lo que no correspondía la realización de los pagos.

Entrega de equipos luego de los trabajos

Por otro lado, en el informe emitido por la Contraloría, se muestra que el gerente general de la APCV Ricardo Sebastián de la Piedra Cassinelli supuestamente entregó a la Dirección de Hidrografía de la Marina de Guerra del Perú equipos cuando los servicios ya se habían culminado, lo que están valorizados en más de S/ 500 mil.

En el convenio se estableció la adquisición de los equipos para los estudios de oceanografía por parte de Emape para que sean entregado para los fines, en caso se requiere.

Sin embargo, en el informe de la Contraloría se detalla que los equipos que supuestamente fueron entregados a la Marina de Guerra del Perú vienen siendo utilizados por la APCV.

Ante ello, la Contraloría recomiendo que se haga de conocimiento de la Procuraduría para que la Municipalidad de Lima inicie las acciones legales correspondientes.

Fuente Diario Gestión

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

once − cuatro =

Translate »