El Octavo Juzgado Penal Unipersonal Permanente Especializado en Corrupción de Funcionarios condenó a 4 años y 8 meses de prisión al ex acalde de la provincia de Chepén (La Libertad), Wilfredo Quesquén Terrones, por el delito de negociación incompatible en agravio del Estado.

El ex burgomaestre, sin embargo, cumple desde octubre del año pasado una condena de 6 años por el mismo delito, pero por otro proceso.

La sentencia también alcanza a Jaime Guanilo Díaz, ex gerente municipal, y Segundo Portilla Vilca, ex jefe de Logística. Ambos, sin embargo, deberán cumplir una condena de 4 años y 6 meses de prisión.

El fiscal responsable de la acusación, Víctor Bazán, sostuvo que el caso se remonta al año 2010, cuando la municipalidad adquirió un terreno de 40 mil metros cuadrados para la construcción del terminal terrestre de la ciudad. “Se evidenció que hubo direccionamiento para escoger a la persona que iba a vender el terreno”, manifestó.

Fuente El Comercio

Translate »