obrade20Lambayeque: En gestión de ex alcalde aprista Andrés Palma, obra de Agua Para Todos se declaró en emergencia y fue exonerada de licitación. Epsel no la recepcionó por múltiples observaciones. Fiscal Esdras Sánchez no investigó a Palma.

Desmantelada e inoperativa. Así luce la millonaria obra de “Rehabilitación y ampliación del sistema de agua potable y alcantarillado del distrito de Santa Rosa”, financiada por el programa Agua Para Todos del Ministerio de Vivienda, y cuya ejecución se hizo entre los años 2009 y 2010, durante la gestión del ex alcalde aprista y hoy consejero regional de Lambayeque, Andrés Palma Gordillo.

Según lo revelara una investigación del programa Poder Ciudadano de Proética, la obra que tuvo un costo de 20 millones de soles fue liquidada el 27 de diciembre del 2010 mediante Resolución de Alcaldía Nº 134-2010-A/MDSR, que fue suscrita por Palma, a sólo cuatro días de culminar su período como alcalde.

Con el documento se autorizó, además, la devolución al Consorcio San Pedro (a cargo de la ejecución de los trabajos), de la carta fianza que garantizaba la obra por más de un millón ochocientos mil nuevos soles.

Sin embargo la obra, que rehabilitaría y ampliaría el obsoleto sistema de agua y alcantarillado en Santa Rosa no fue transferida a Epsel porque habría presentado múltiples observaciones, pese a existir el convenio específico Nº 135-2009-VIVIENDA/VMCS, (entre el municipio de Santa Rosa, el Ministerio de Vivienda y Epsel), con diversos compromisos que garantizaban la transferencia efectuada por el Ministerio de Economía y Finanzas a favor de este proyecto prioritario.

La obra ejecutada por el Consorcio San Pedro (conformado por las constructoras Mundo y N&F), fue supervisada por el Consorcio San Judas Tadeo y habría presentado diversas irregularidades. Tal es así que el 23 de diciembre del 2010, el director ejecutivo de Saneamiento, José Becerra Silva, comunicó a Palma, a través del oficio Nº 142-2010-VIVIENDA/VCMS-DNS, diversas observaciones al Plan de Manejo Ambiental del proyecto, dándole 15 días para subsanarlas.

Sin embargo el 31 de diciembre del 2010, Palma dejó la alcaldía de Santa Rosa, heredando la serie de observaciones a la nueva gestión de Roberto Sipión Sono, quien hasta la fecha no ha podido levantarlas. Epsel hasta hoy no recepciona la obra, que pese a los millones invertidos quedó en abandono.

IRREGULARIDADES

Son diversas las irregularidades detectadas en esta obra, como su declaratoria de emergencia, en sesión de concejo del 3 de octubre del 2009, exonerándola de licitación pública y dando pie a la “invitación” de los consorcios mencionados. Así también se cuestiona la construcción de cuatro lagunas de oxidación, sin resolución del Estudio de Impacto Ambiental, y cuyos trabajos se terminaron en abril del 2010, pese a violentar la disposición técnica y sanitaria.

A través de un informe elaborado por el ingeniero Fernando Flores Muro se sustenta además que el expediente técnico carece de firmas de especialistas, que el pozo Nº 2 sólo tendría una perforación de 50 metros, cuando su profundidad debía ser de 150 metros. Y que la obra estaría sobrevalorada, entre otros graves hallazgos.

¿Y LOS RESPONSABLES?

Pese a las graves denuncias, hasta la fecha no hay responsables sancionados. En octubre del 2011, el representante del Ministerio Público, Esdras Sánchez Moreno, formuló acusación contra algunos funcionarios y regidores por negociación incompatible o falsedad ideológica, pero no habría investigado ni a Andrés Palma ni a los representantes de los consorcios. El juicio oral a los implicados en este escandaloso caso de presunta corrupción aún está pendiente.

El perfil y factibilidad del proyecto estuvo a cargo del cuestionado ingeniero José María Cajo Ramírez. En tanto que el expediente técnico fue ejecutado por el Consorcio Naylamp.

Por proceso exonerado se contrató al Consorcio San Pedro, representado por Jorge Augusto Neciosup Montenegro, que firmó contrato con la municipalidad de Santa Rosa, representada por Palma Gordillo, el 20 de octubre del 2009, por más de 18 millones de soles.

Por exoneración, el 20 de octubre del 2009 también se contrató al Consorcio San Judas Tadeo, representado por Enrique Barboza Alcántara, para la supervisión de los trabajos por 900 mil nuevos soles. Pese a haber sido declarada en “emergencia”, la obra empezó en octubre del 2009 y culminó en octubre del 2010.

El objetivo de elevar la calidad de vida de 12 mil familias no se ha cumplido en esta obra de Agua Para Todos. La población tiene cuatro horas de agua potable al día, y las aguas servidas llegan a una laguna antigua, colmatada y pestilente administrada por Epsel, que vertería aguas mal tratadas al Dren 4000 y que junto a otros vertimientos  desembocan en el mar.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

11 − 7 =

Translate »