La Contraloría informó esta mañana que los retrasos en la contratación de los servicios y ejecución de las unidades auxiliares y trabajos complementarios de la refinería de Talara causó un perjuicio económico de más de S/ 1,115 millones.

El contralor general, Nelson Shack, dijo en conferencia que este sobrecosto está reconocido en las propias adendas que Petroperú ha firmado, debido a que se hicieron cargo del riesgo de descalce.

“Lo que dice el contratista de la unidad central de proceso es que ya está listo, pero no se puede probar porque no están las unidades auxiliares. Entonces, hay que gastar más plata para preservar esta obra y pagar los seguros. Por esas razones se firman los convenios donde el propio Petroperú, donde dice que por causas “enteramente atribuibles a Petroperú” le reconoce al contratista decenas de millones de soles mensuales de sobrecosto para que pueda seguir teniendo en óptimas condiciones la refinería”, indicó.

El contralor Shack agregó que “ahí no acaba, esto va a terminar de redondearse cuando la planta entre en operación. Este estudio solo cubre hasta diciembre 2020; el perjuicio será mayor porque hay que considerar todo este año y la mitad del próximo hasta que entre en operación (la refinería)”.

“Al haber evidencia legalmente establecida con la firma de convenios que hay un sobrecosto que el propio Petroperú reconoce, la auditoría lo que ha hecho es ver qué ha pasado, quiénes son los responsables, las decisiones que han tomado, cómo han sido motivadas”, precisó.

El titular de la Contraloría General de la República reconoció la discrecionalidad que puede tener el gestor al momento de tomar decisiones; sin embargo, subrayó que tienen que ser responsable de los resultados y decisiones que toman.

“El funcionario público como maneja recurso público no puede ser caprichoso, no puede tomar la decisión porque le parece, tiene que tener una motivación, con una análisis profundo de costo – beneficio (…) La comisión auditora no ha encontrado esa evidencia suficiente y apropiada y por eso se ha imputado responsabilidad administrativa a 44 exfuncionarios en Petroperú”, señaló en contralor Shack.

Fuente Diario Gestión

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

tres + 13 =

Translate »