En octubre de 2019, el jefe de Abastecimientos del Gobierno Regional de Puno, Abraham Mamani Casa, fue informado sobre la posibilidad de optar por la nulidad de la licitación de la construcción del nuevo hospital Manuel Núñez Butrón de Puno. Presentaba errores en la integración de bases y respecto a la condición, fin y utilidad de la carta fianza. La información la alcanzó el expresidente suplente del comité de licitación, Jaime Quisocala.

La advertencia no se tomó en cuenta. Ello generó que se siga con un proceso defectuoso, que al final fue anulado por el tribunal del Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE) la semana pasada. La decisión terminó aplazando el inicio de los trabajos del proyecto.

El tribunal del OSCE fundamentó la nulidad en las mismas observaciones que semanas atrás fueron dadas por Quisocala, quien no fue escuchado, y el proceso continuó. En este se estima invertir más de 356 millones de soles.

En diálogo con La República, José Quispe Gutiérrez, especialista de contrataciones del Gobierno Regional de Puno, informó que la gestión de Agustín Luque solo se limitó a dar continuidad al proceso, porque había un cronograma establecido. Espera que se vuelva a relanzar para tener a la empresa que ejecutará la obra.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

11 + doce =

Translate »