La corrupción no es un cáncer, es un hongo. No recuerdo quién lo dijo, pero es muy cierto. No hay cirugía que extirpe nada; la pelea es diaria, y mientras más luz, mejor.

Para los peruanos que están en la primera línea contra el COVID-19 debe ser muy desmoralizador escuchar denuncias sobre compras del material que necesitan. Los aplausos no bastan, tenemos que cuidarlos también a ellos.

La emergencia requiere que los funcionarios tomen decisiones rápido y sin miedo, moviendo a un Estado disfuncional y lerdo, pero eso genera riesgos de corrupción, como ya hemos visto. Tal vez una sobredosis de luz pueda servir contra el hongo maldito.

La ley de contrataciones permite hacer compras directas y regularizar la documentación hasta 30 días después por la emergencia. Las denuncias por corrupción saltan, casi siempre, por los postores que perdieron, que pueden también mentir. Si la denuncia explota en medios, se cae la operación. En el mejor de los casos, se evita la corrupción, pero también se deja al personal que combate al COVID-19 sin lo que necesitaba. Así no juega Perú.

Idealmente, cualquier discusión sobre la calidad de las opciones (o incluso pertinencia de las especificaciones) debería darse, transparentemente, antes de la elección, para que el personal médico, policial, etc., reciba lo que necesita, a tiempo.

Algo que se podría intentar es que las compras esenciales para combatir la pandemia sean anunciadas y transmitidas en vivo por canales digitales. Los órganos ejecutores deberían filmar la discusión que sostienen para elegir una opción sobre otra, transmitirla y subir ese video inmediatamente a su web y redes, adjuntando datos y documentos esenciales. Si una autoridad quiere hacerlo hoy, no necesita sino anunciar un Facebook Live y colgarlo en sus redes. Obviamente va a haber ataques de bandos interesados, pero una buena decisión razonada se nota y se entiende, por más troleo que ocurra. Twitter ya nos vacunó contra todas las mañas. Adecuar las plataformas del gobierno o combinarlas con las redes sociales más usadas no parece difícil, legalmente puede requerir algún análisis mayor. Arameo no es.

Lamentablemente, tenemos COVID-19 para rato. Perú Compras y otras instituciones públicas tienen que contribuir a garantizar el buen uso de estos recursos. El zar anticorrupción (¡de Toledo!) no funcionó, pero un ZOOM anticorrupción puede ayudar. No podemos bajar la guardia, se lo debemos a esos héroes que están dando la batalla sin armadura suficiente.

Fuente Perú21

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

19 − diecisiete =

Translate »