La empresa ejecutora de la obra “Mejoramiento de la carretera El Bendito- Zarumilla (Ruta 23-101)”, valorizada, en a sus inicios, en S/. 24´129,093, solicitó al Gobierno Regional de Tumbes (GRT) un tercer adicional de más de S/.700,000. Informaron los consejeros regionales miembros de la comisión de obras.

MILLONARIA. Los fiscalizadores tras recorrer la vía de El Bendito para verificar los avances de la construcción, detectaron irregularidades las cuales plasmaron en el cuaderno de obra; asimismo, se mostraron en contra de un tercer adicional.

El consejero regional Jubencio Vílchez Elías calificó la obra como “la carretera más cara”, en vista de que hace unos meses el GRT aprobó los dos adicionales por casi S/.3´000,000.

Esta vez la empresa justificó el tercer incremento de dinero indicando que el expediente técnico no incluye trabajos para reforzar un tramo de la carretera cerca a la playa.

Según la empresa se pretende reducir la anchura de la vía (2 kilómetros y medio) y protegerla con geobolsas para evitar que el agua que arrojan las langostineras y que viene del mar la carcoma.

La consejera Patricia Bustamante Arenas fue drástica al señalar que el GRT no puede seguir inyectando más dinero a la obra, por errores en el expediente técnico que han sido cometidos por los funcionarios regionales.

Bustamante junto a Liz Campos Feijoó sostienen que la obra fue convocada rápidamente sin prever las fallas del expediente, por lo que ahora se está generando un gasto innecesario a las arcas del gobierno regional.

“No sanearon el terreno, convocaron la obra al apuro y ahora la empresa está solicitando adicionales, ellos no pierden, el que se afecta es el gobierno regional”, objetó Campos Feijoó.

OBSERVACIONES. Los consejeros de Tumbes detectaron, durante el recorrido a la obra, que el material utilizado no es el más adecuado para la pista y menos el que se especifica en el expediente técnico.

Observaron que la piedra utilizada para las mezclas mide den de tres a seis pulgadas, pese a que el expediente refiere que la piedra debe medir una pulgada.

Otro tema es que algunos de los obreros no utilizaban botas. También se le cuestiona a la empresa, porque a veces se suele atrasar en los pagos a los trabajadores, lo cual origina paros en la obra por parte del gremio de construcción.

La carretera tiene un avance físico y presupuestal del 50%.

Lo que también preocupa a los legisladores regionales es que la empresa no cumplirá el plazo de ejecución de obra (240 días calendario, 8 meses) establecido en el contrato.

La obra empezó en abril del año en curso, sin embargo ha sufrido constantes paralizaciones. Primero porque no se incluyó el agua y alcantarillado en el sector de Campo Amor, lugar donde existía una obra abandonada por la municipalidad de Zarumilla. Luego por el pedido de otro adicional y conflictos entre trabajadores y empresa.

JUSTIFICACIÓN. El gerente general del GRT, Pedro Mejía Reyes, precisó que la obra ha sido paralizada constantemente por los trabajadores de construcción quienes constantemente entran en problemas con la empresa contratista. Tema que no le atañe resolver al pliego regional.

Asimismo refiere que el sector de Zarumilla es muy convulsionado tanto por la falta de trabajo y la delincuencia, lo que a veces perjudica la construcción de la carretera.

No obstante, el funcionario regional aseguró que el gobierno regional está al día en el pago de las valorizaciones a la empresa, a efectos de evitar cualquier reclamo.

Fuente Diario Correo