El contralor general de la República, Edgar Alarcón, reiteró ayer, ante una comisión investigadora del Congreso, que se cometieron graves irregularidades en los procedimientos seguidos para la firma de los contratos con los consorcios encargados de ejecutar las megaobras del Gasoducto del Sur y la Línea 2 del Metro de Lima.

Alarcón insistió en que para el primer caso habría responsabilidad penal por parte de cinco ministros del gobierno de Ollanta Humala, por la firma del contrato con el Consorcio Gasoducto Sur Peruano, conformado por Odebrecht Latinvest (75%) y la española Enagás Internacional SLU (25%).

Esto debido, dijo, a que las bases del concurso se formularon sin criterios adecuados para evaluar las propuestas técnicas. Asimismo, según el contralor, se descalificó al segundo postulante, Gasoducto Peruano del Sur, sin que se haya logrado acreditar la supuesta falta de veracidad que adujo el comité de licitación.

Es más, la propuesta económica de este segundo postulante era menor al consorcio que ganó, en aproximadamente 136 millones de dólares.

Por otro lado, el comité adjudicador permitió modificar las cláusulas del contrato para que en la práctica Odebrecht pueda cambiar de operador dentro de 10 años, sin autorización previa del Ministerio de Energía y Minas.

En la lista

Ante la comisión investigadora presidida por el legislador Daniel Salaverry, el jefe de la contraloría señaló como “presuntos funcionarios involucrados” a los ex ministros de Economía, Energía y Minas, Transportes, Vivienda y Agricultura. Pero aclaró que será la Segunda Fiscalía Provincial Especializada en Delitos de Corrupción de Lima la que determinará las responsabilidades individuales.

Fuentes del Ministerio Público informaron que han sido incluidos en el expediente el ex titular de Economía Luis Castilla, y los ex ministros Juan Manuel Benites (Agricultura) y Milton von Hesse (Vivienda). Sin embargo, estarían solo en condición de invitados.

Solamente en el caso del ex ministro de Energía y Minas Eleodoro Mayorga se estaría evaluando que pase a la condición de investigado.

La LÍNEA 2 DEL METRO

Por otro lado, Edgar Alarcón hizo hincapié en el incremento de 156 millones de dólares en el precio de la Línea 2 del Metro de Lima por el interés de Humala de culminar la etapa 1A, antes de finalizar su mandato. Esta versión, sin embargo, anteriormente fue rechazada por Proinversión.

Otra presunta anomalía es que durante la licitación se permitió al ganador, Sociedad Concesionaria Metro de Lima Línea 2, realizar una excavación tradicional en un mayor tramo de la obra, cuando tal criterio no había sido aceptado para los otros postulantes.

Por otro lado, Dulio Ayaipoma, representante del consorcio CSIL2, que supervisa esta obra, denunció una serie de trabas por parte de Ositran, para impedirles el cumplimiento de sus funciones.

Ayaipoma también advirtió que el consorcio que ejecuta la obra estaría apostando por hacer cambios y reducciones en los materiales usados, a fin de lograr un ahorro en el orden de 70 millones de dólares.

Finalmente, en términos de ejecución, la obra tenía programado para octubre un avance del 36%, sin embargo, solo se llegó a 14% de avance físico.❧

Riesgos

El congresista Jorge del Castillo advirtió que las salidas de las estaciones de la Línea 2 no van hacia las calles, sino hacia patios internos; lo cual se torna muy riesgoso, “muy similar a Larcomar”.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

seis + quince =

Translate »