La Contraloría observó el proceso de adquisición de un camión compactador para el recojo de basura que realizó la Municipalidad de Mariano Melgar en 2018. Entre las observaciones que señala su informe 003-2018-OCI, está el posible favorecimiento a la empresa “Internacional”, una de las postoras.

Según lo advertido por el Órgano de Control Institucional (OCI) del municipio, el primer proceso de licitación volvió a su etapa inicial de convocatoria en abril de 2018. Esto porque las demás empresas postoras denunciaron que los requerimientos del municipio se estaban ajustando a “Internacional”. Además, tras la nulidad del primer proceso, las fechas que se dieron para que las competidoras hagan las observaciones, consultas, absolución de consultas y otros no se reprogramaron.

No hacerlo generaría el riesgo de afectar la transparencia del proceso de selección, advirtió al Contraloría en su informe.

Otra anomalía detectada fue en los requisitos que debía cumplir el motor de la unidad. Las postoras ofrecían un motor con mejor tecnología sin modificar la suma de la compra (758 mil 400 soles), pero el municipio no las aceptó, lo que hacía presumir favorecimientos.

Aparte del camión compactador, estaba programado comprar un alzacontenedores y una caja compactadora. Tanto el camión como la caja contenedora tenían especificaciones (12 meses libre de kilometraje y 12 meses sin límite de horas), mientras que para el alzacontenedores no se pedía ninguna disposición. Ello podía afectar la garantía de su utilidad.

Por último, faltaba documentación para que se acredite las especificaciones técnicas que el municipio solicitaba para el camión, la caja y el alzacontenedores, generando riesgos de que se adquiera bienes que no cumplan con la finalidad para la que se están comprando. La Contraloría envió un documento solicitando información sobre este proceso y si la comuna hizo caso a lo observado.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

diecisiete − 15 =

Translate »