Diversas empresas fueron convocadas por la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco) para aportar US$240.000 a la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep) en el 2011. Según esta última entidad, la campaña estuvo orientada a promover a la empresa privada y la economía de mercado.

Información a la que accedió El Comercio da cuenta de que Walter Piazza de la Jara, por entonces presidente de Capeco, coordinó la recaudación del monto e informó a sus asociados, a inicios de febrero del 2011, sobre la meta alcanzada.

Fuentes de este Diario en Capeco señalaron que aún no habrá un pronunciamiento, pues se sigue recopilando información debido a que los hechos se remontan a la gestión de un directorio pasado. Intentamos obtener declaraciones a través del área de Imagen Institucional del gremio , pero al cierre de esta edición no obtuvimos respuesta.

Pablo Bustamante Pardo fue el coordinador de la campaña de la Confiep y encargado de organizar el programa de comunicación de la misma. Él negó haber gestionado aportes económicos y aseveró que no se buscó apoyar a algún partido o candidato. “Esa campaña no fue electoral, nació en enero del 2010, porque se cumplían los primeros 25 años de la Confiep. Entonces, lógicamente se tenía que celebrar junto con el avance de la economía de mercado”, manifestó.

En junio del 2011, en el contexto de la segunda vuelta electoral entre Ollanta Humala y Keiko Fujimori, un spot de la campaña decía: “El Perú tiene dos opciones… O vamos hacia adelante… O vamos hacia atrás”. Bustamante dijo que no produjo ese material, pues dejó el cargo en mayo.

Ocho de las empresas que aportaron a la Confiep a pedido de Capeco han sido señaladas como integrantes del ‘club de la construcción’: Cosapi, Odebrecht, GyM, ICCGSA, Obrainsa, Andrade Gutierrez, Queiroz Galvao y Mota Engil.

Ante la consulta a responsables de comunicaciones de las empresas aportantes, Odebrecht y Andrade Gutierrez señalaron que no harán comentarios. Graña y Montero dijo que por el momento no habrá pronunciamiento.

En diálogo con El Comercio, Ernesto Tejeda, presidente de Obrainsa, aseguró que el pago fue lícito y regular. “Es un aporte normal al gremio”, señaló, y agregó que por este se emitió una factura.

Por otro lado, Cosapi confirmó que realizó un aporte voluntario a Capeco en el 2010, por un monto de US$25.000.

Fuentes de Camargo Correa señalaron que la búsqueda de información demoraría. H&V indicó que se pronunciará en los siguientes días, pues debido a la antigüedad de los hechos deberá recabar la información necesaria. No fue posible contactar a Cobra Instalaciones. A las otras compañías también se les solicitó pronunciamientos a través de correos electrónicos o llamadas, pero no hubo respuesta.

Fuente El Comercio

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

doce − 2 =

Translate »