Dos son los hospitales que se han convertido en los referentes peruanos para los devotos del modelo de las Asociaciones Público Privadas (APP) y las posibilidades de la participación privada en servicios como el de la salud pública. En otras palabras, un sector importante de los feligreses de CADE.

Son tres modalidades: bata blanca, que incluye la participación privada en todos los servicios asistenciales y no asistenciales; bata gris, que incluye servicios como lavandería, alimentación de pacientes, vigilancia, mantenimiento de infraestructura y de equipamiento; y bata verde, que cuenta con laboratorio y diagnóstico por imágenes.

Bajo estos modelos, el 30 de abril de 2014, se inauguraron los dos primeros complejos hospitalarios integrales de EsSalud: Hospital y Policlínico Guillermo Kaelin De La Fuente, en Villa María del Triunfo, y el Hospital y Policlínico Alberto Leopoldo Barton Thompson, en el Callao. Los proyectos están cargo de la empresa española IBT Group, que tienen cuarenta años en el mercado y diez años en Perú. Cada uno tuvo una inversión privada aproximada de US$30 millones.

“Llegamos de la mano con estos dos proyectos de APP, el cual se ha diseñado, financiado, construido y equipado. Y desde hace cinco años y medio está abierto al público”, señala Daniel Querub Perelis, Gerente General de IBT Group.

Estos hospitales se basan en la prevención y calidad de servicio. El paciente acude al Centro de Atención Primaria, que es el policlínico del hospital, donde es examinado y diagnosticado por un médico familiar, que será su doctor de cabecera, y si es necesario, se le asigna un tratamiento y se le hace un seguimiento.

Si tuviera alguna complejidad mayor, recién es derivado al hospital para ser atendido por el médico especialista. “El gran aporte del modelo es que el asegurado es acompañado en todos sus procesos, no solo como paciente sino como persona a la que se monitorea en conjunto”, señala Carlos Roqués Mara, gerente general de ambos hospitales. Esto “permite mejorar los recursos y reducir los tiempos de espera”.

Cada complejo atiende a 250 mil asegurados, que tienen a su servicio en cada hospital 400 médicos, 650 enfermeras, 200 camas para hospitalización, 7 salas de operaciones, 3 salas de partos y más de 80 consultorios. Además de 14 especialidades médicas y 11 quirúrgicas.

“El pago que se hace es capitativo anual, o sea, la cantidad establecida anual que se paga por cada asegurado. No hay pago por actividad. Eso significa que si yo hiciera cincuenta mil consultas más este año no me van pagar más”, señaló Dante Arce Chirinos, director médico del complejo Barton.

Son los únicos en el país que cuentan con el servicio de historia clínica electrónica con firma digital con los datos del paciente, el sistema Kanban que controla y repone los insumos médicos utilizando tarjetas de colores con códigos de barras, y el Laboratorio Central, que realiza análisis clínicos, hematología, microbiología y anatomía patológica. “En los laboratorios apenas estamos utilizando un 20% de su capacidad. Tenemos un sobrante del 80% que está a disposición de EsSalud para otros hospitales”, destacó Querub.

José Salvo Urrutia (79) es asegurado y trabajador voluntario del hospital Kaelin. “Me siento muy bien, tranquilo y agradecido con el hospital por el trato que me dan y la oportunidad de trabajar desde hace dos años”, dice.

En el Call Center trabajan 41 personas, 38 de ellas con alguna discapacidad, para asignar las citas y brindad información. “Hemos encontrado un ambiente accesible con espacios que han sido adaptados a todas las personas”, explica Mery Díaz, supervisora del área.

Según las últimas encuestas cuentan con más del 80% de satisfacción.

El próximo proyecto para el 2020 de IBT Group es la construcción y equipamiento de dos hospitales en Piura, con una inversión aproximada de S/.617 millones y Chimbote, con S/.474 millones, bajo la modalidad de Bata Verde. “Hemos tenido varias reuniones a nivel general con el Minsa y con EsSalud, y creo que entienden que la mezcla del modelo público-privado es positivo para la red”, concluyó Roqués.

Fuente Caretas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

18 − trece =

Translate »