La Contraloría General de la República separó a los funcionarios de la Gerencia de Administración de la institución, como medida ante un informe de auditoría que reveló compras en la institución de un producto (alcohol en gel) no apto para el uso cutáneo de personas.

En un comunicado, la institución que dirige Nelson Shack precisó, además, que se dispuso “la reestructuración y fortalecimiento” del área en cuestión, a fin de “reforzar sus procesos internos”.

El informe de auditoría, es preciso indicar, determinó que el alcohol en gel adquirido de manera directa por la Contraloría a la empresa Professional Cleaning S.A., era dañino para la salud.

La pericia determinó también que el gel adquirido por contratación directa no cuenta con registro sanitario, y que no tenía “el porcentaje mínimo de alcohol exigido (60%)”.

Sobre estos aspectos, la Contraloría manifestó que el proveedor incumplió “las especificaciones técnicas que garantizó cumplir en la Declaración Jurada que presentó con valor legal, referidas a: registro sanitario, porcentaje de alcohol requerido en las normas vigentes y un PH de acuerdo a lo regulado”.

El ente contralor calificó de “inaceptable e injustificable que en plena emergencia nacional existan proveedores que infrinjan las normas de calidad y que pretendan lucrar inescrupulosamente”.

Por este motivo, la Contraloría anunció que “los responsables tendrán que responder ante las instancias correspondientes”, para lo cual la Procuraduría del a institución tomará las acciones legales pertinentes.

Por otro lado, la institución aclaró que ya “se ha procedido al retiro del producto que será reemplazo en los próximos días”, y aseguró también que por estos no se ha desembolsado pago alguno.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

5 + 13 =

Translate »