La Contraloría anunció que detectó irregularidades en procesos ejecutados por gobiernos locales de Piura y Moquegua y que representaron un perjuicio económico al Estado.

El primer caso se produjo en Piura. En esta región la Contraloría encontró pagos por trabajos no ejecutados y deficientes en la obra de rehabilitación de la institución educativa Daniel Alcides Carrión, en el centro poblado Mala Vida, distrito de Cristo Nos Valga, provincia de Sechura.

Esta inversión de más de 4.9 millones de soles busca mejorar el servicio educativo en favor de cientos de estudiantes de ese sector.

Se identificó la falta de instalación de canaletas y tuberías para la evacuación pluvial, tan necesarias para el periodo de lluvias, así como la construcción de canaletas de concreto de manera incompleta. Sin embargo, la entidad pagó por estos trabajos, según el informe de Visita de Control 9685-2020-CG/GRPI-SVC, notificado al alcalde de la Municipalidad Distrital de Cristo Nos Valga con el fin de que tome las acciones correctivas pertinentes.

Los auditores detectaron que se había pagado más de 110.000 soles por la construcción de canaletas de concreto con rejilla, pese a que no se ha acreditado esta partida según los planos y especificaciones del expediente técnico de la obra.

Esta situación genera mayores pagos en favor del contratista e incumplimiento de condiciones contractuales por parte de la supervisión.

Añadió que en la visita realizada se encontró, además, deficiencias en la ejecución de juntas de construcción en muros, fisuras en columnas que soportan el techo de las losas deportivas, otras en el piso del segundo nivel del pabellón de primaria y en diversos ambientes, así como grietas en veredas y losas de concreto.

Asimismo, la comisión de control verificó que la carta fianza de fiel cumplimiento tiene como plazo una fecha anterior al consentimiento de la liquidación de obra. Incluso, la no emisión de esta garantía por el adicional aprobado ocasiona el riesgo a la entidad de encontrarse desprotegida.

Por otro lado, la Contraloría indicó haber detectado cuatro situaciones adversas en la adquisición y recepción de bienes adquiridos, por la Municipalidad Provincial de Ilo, para la ejecución de servicios que forman parte de las actividades de reactivación económica en la ciudad portuaria, en la región Moquegua.

Con un presupuesto de 560.628 soles y un plazo de 22 días calendarios, la entidad ejecuta servicios de limpieza y desinfección en los malecones de Alto Ilo y tramos del Miramar.

Sin embargo, el Informe de Visita de Control 034-2020-OCI/0445-SVC advierte que, en las tres actividades mencionadas, se recibieron bienes y herramientas que no coinciden con las características descritas en las órdenes de compra y facturas.

Por ejemplo, se recibieron brochas, espátulas, rodillos y cascos que no coinciden con las marcas, medidas y certificaciones solicitadas por la entidad. Similar hecho se produjo con el jabón antibacterial y termómetros digitales que se adquirieron para uso de los trabajadores.

El informe alerta que los bienes con características distintas podrían ser de menor calidad y valor, lo que generaría perjuicio a la entidad edil.

Foto intenet/medios

Fuente Crónica Viva

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × cinco =

Translate »