El Departamento del Sector Defensa de la Contraloría General de la República, nombró una comisión auditora para que determinara si en el proceso de compra del buque de apoyo logístico BAP Tacna, la Marina de Guerra del Perú cumplió con las normas establecidas para este tipo de operaciones de gobierno a gobierno.

Según el mandato de la comisión auditora, su objetivo fue “determinar que la adquisición del Buque Logístico BAP Tacna en el marco de convenio suscrito de gobierno a gobierno, se efectuó en conformidad a la normativa, y para el cumplimiento de los objetivos institucionales”, según los documentos a los que tuvo acceso La República.

El BAP Tacna fue comprado durante el régimen de Ollanta Humala mediante la modalidad de gobierno a gobierno, en este caso Holanda. Se trata de un mecanismo que se ha aplicado desde el segundo gobierno de Alan García para la adquisición de diverso equipamiento, desde aviones surcoreanos KT-1P hasta helicópteros rusos Mi-171 Sh-P, entre otros, hasta la actualidad.

El 21 de diciembre de 2015, la comisión de auditoría emitió un informe que concluyó que no encontró actos ilegales en el proceso.

Sin embargo, la Procuraduría Anticorrupción del Callao ha presentado una denuncia ante el Ministerio Público sobre presuntas irregularidades en la ejecución del presupuesto destinado a la Marina de Guerra del Perú para la compra del BAP Tacna.

El Departamento del Sector Defensa de la Contraloría solo encontró una deficiencia en el control interno del instituto naval, además de dos aspectos relevantes en los procedimientos, lo que motivó 4 recomendaciones relacionadas al fortalecimiento y mejora de la gestión, las que ya fueron satisfactoriamente aplicadas.

Estas son:

  1. a) La actualización y aprobación del Reglamento de Organización y Funciones de las dependencias comprendidas en el proceso de adquisición y recepción del BAP Tacna.
  2. b) Cuando por necesidades operacionales de mantenimiento o administrativas, el BAP Tacna tenga que permanecer amarrado al muelle de la Base Naval del Callao, se opte por consumir energía eléctrica.
  3. c) Ante la próxima adquisición de nuevas unidades navales de superficie, deben adecuarse los muelles de la Base Naval.
  4. d) Culminar con el inventario de equipos y repuestos del BAP Tacna para ofrecer información adecuada respecto a sus existencias para la formulación de Estados Financieros y así aplicar un control adecuado.

De acuerdo con el mencionado informe del Departamento del Sector Defensa de la Contraloría, no se aprecia que hubiere encontrado deficiencias en la compra del BAP Tacna. La Contraloría es la que aplica una auditoría por intermedio de sus órganos especializados a todo el proceso de adquisición para velar por el transparente destino de los recursos públicos. En el caso del BAP Tacna no ha reportado deficiencias.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × 2 =

Translate »