Recién la próxima semana, el directorio del Peihap (Proyecto Especial de Irrigación e Hidroenergético del Alto Piura) procedería a resolver el contrato con el Consorcio Obrainsa Astaldi (COA), siempre que la empresa acepte la intervención económica que propone la entidad a cargo del proyecto.

Según informó ayer el gobernador regional Reynaldo Hilbck, el Peihap ya ha notificado al COA para que en un plazo de cinco días informe si acepta o no la intervención económica.

“Esta intervención significa que el gobierno regional interviene las cuentas del proyecto, y manejaría la parte financiera con una cuenta mancomunada (con el COA), eso se hace momentáneamente hasta que la empresa solucione su tema financiero”, dijo.

No obstante, debido a la manifiesta falta de liquidez de la empresa, es casi improbable que el COA acepte la intervención.

Por su parte, el gerente el Peihap, Marco Vargas, dijo que “las propuestas presentadas por el contratista son inviables porque la Ley de Contrataciones indica, por ejemplo, que no es posible ampliar el adelanto directo que se le dio al consorcio cuando se firmó el contrato, o modificar la forma en que se valorizan los trabajos, por tanto no se han aceptado estas alternativas”.

Lo que corresponde a la intervención económica es el saldo de obra del primer componente.

“Hasta ahora se han invertido 85 millones de soles en el proyecto que suma en total suma 474 millones de soles.

Son más de 350 millones que queda para terminar de hacer los 10 km de túnel y la presa tronera”, indicó Hilbck Guzmán.

Cabe señalar que por la mañana, en la sede del gobierno regional, se reunieron los representantes del Peihap con los miembros del Frente de Defensa, encabezados por el obispo Daniel Turley, para informar la situación en la que se encuentra el proyecto de irrigación e hidroenergético.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »