Esta semana Gustavo Sierra ha causado polémica. Fue dos veces alcalde de Surquillo y ahora la Policía lo detuvo el pasado viernes justo en el momento en que cobraba parte de una coima de un millón cien mil dólares a un empresario de San Juan de Lurigancho, a quien se favorecía con un cambio de zonificación.

En audios y videos se muestran conversaciones del exalcalde Gustavo Sierra con empresario, donde le pide millonarias sumas de dinero para la construcción de un centro comercial en un lugar donde era prohibido.

Fuente Perú21

 

 

Translate »