El fiscal anticorrupción, Jorge Banderas, intervino los almacenes del inconcluso hospital de Andahuaylas para constatar el posible ingreso irregular de equipos biomédicos encajonados por cuatro años en un almacén de la ciudad de Lima.

La intervención se realizó el pasado martes 22 de abril luego que el representante del Ministerio Público fuera alertado de la existencia de las cajas en los almacenes de la referida construcción que hasta ese día se creía permanecían vacíos.

Fue el dirigente del Frente de Defensa de los Intereses de Andahuaylas (Fredipa), Milcíades Rivas quien señaló que en diciembre 2018 y a pocos días de culminar la gestión del gobernador Wilber Venegas, la contratista Consorcio Andahuaylas intentó sorprenderlos con dos camiones contenedores trasladando equipos médicos a fin de internarlos en el mencionado hospital sin cumplir con los requisitos de recepción y conformidad.

La constatación policial del 13 de diciembre 2018 dio cuenta que efectivamente arribaron a la ciudad de Andahuaylas dos camiones contenedores con placas de rodaje AYN-794 y B2J-947 de la empresa de transportes Adler que trasladaban equipos médicos, entre ellos, el tomógrafo computarizado de 64 cortes marca Hitachi Serie N° 50195, cuyas guías de remisión estaban a nombre de la firma Tecnología Industrial y Nacional (Tecnasa), vinculada a la contratista.

El propósito del Consorcio Andahuaylas era internarlos en el hospital como advirtieron en su momento los dirigentes del Fredipa y funcionarios de la Gerencia Subregional Chanka que de inmediato solicitaron la intervención del Ministerio Público impidiendo su ingreso.

“…el Consorcio Andahuaylas representado por Raúl Fernando Barrios Fernández Concha pretende dejar el equipamiento médico de referido hospital, sin tener en cuenta el calendario de instalación de las referidas maquinarias, ni permitirnos realizar las acciones de control de calidad o la verificación de cumplimiento de las especificaciones técnicas contratadas…”, precisa el oficio N° 688-2018-GRA/GSRCH-GSR del 14.12.2018 firmado por Aníbal Ligarda, en su condición de gerente de la Subregión Chanka y dirigido al fiscal de la Prevención del Delito de Andahuaylas, Miguel Amancio Castro.

Cabe precisar el Consorcio Andahuaylas a través de la firma Tecnasa adquirió a mediados del 2014 -cuando la construcción de la infraestructura del nuevo hospital no tenía un avance significativo- más de 29 millones de soles en equipamiento médico, el 51% del total destinado para este rubro, según un informe realizado por la Contraloría.

Luego vendrían sucesivas marchas y contramarchas durante la gestión del entonces gobernador Elías Segovia Ruíz, actualmente procesado e investigado por delitos de corrupción que condujeron a la paralización de la obra. Al término de su período la construcción continuaba parada, reiniciándose un año y medio después, pero teniendo como gobernador a Wilber Venegas Torres.

Como se veía venir, esto condujo que el Consorcio Andahuaylas y la Región se enfrascarán en engorrosos procedimientos legales, dudosas conciliaciones, pagos de adicionales, etc. En el 2018, Venegas Torres dejó la obra con un avance físico del 53,1% con varios expedientes sin

culminar como es el caso de instalaciones eléctricas, comunicaciones y compatibilización de equipos; además de S/ 29 millones en equipos biomédicos encajonados y deteriorándose con el paso del tiempo.

CUATRO MESES DESPUÉS.

Contrariamente a lo que señala el dirigente del Fredipa sobre los equipos que ingresaron irregularmente a los almacenes de la construcción inconclusa los primeros meses del 2019, en una reciente reunión ante la Comisión de Salud del Congreso de la República el gobernador Baltazar Lantarón afirmó que por falta de infraestructura “los equipos biomédicos seguirán deteriorándose en un almacén de la ciudad de Lima”.

El gobernador apurimeño no precisó a qué equipos se refería o si estos eran los mismos que se encontraban almacenados temporalmente en un garaje de Pochccota, en Andahuaylas, pero sobre las cajas que se hallaron recientemente en el hospital, no dijo una sola palabra.

Los resultados de la intervención efectuada por el fiscal Banderas Ninancuro serán determinantes para el esclarecimiento de este hecho. En caso que estos equipos no fueron recepcionados adecuadamente, menudo trabajo tendrá la Fiscalía para identificar a los funcionarios que ordenaron su irregular internamiento e iniciarse las acciones penales que correspondan.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

8 − 1 =

Translate »