Hace 48 meses se colocó la primera piedra que inició la construcción del más moderno hospital en la Región Ucayali, obra que debió ser entregada en 2019. Han pasado dos gobiernos regionales y el consorcio empresarial a cargo de la construcción no ha concluido el trabajo, sin embargo ellos en todo este periodo de tiempo, presentaron 42 solicitudes de ampliación por diversos motivos que han atrasado la entrega de este moderno nosocomio en 531 días, y han causado un sobrecosto millonario de S/. 90 millones de soles, jamás antes visto en esta región de la Amazonia. Lo más grave del asunto es que según algunos funcionarios al interior del Gobierno Regional, dicha entrega sería en el 2022. La Contraloria General de la República tiene la palabra.

Algo que si avanza aceleradamente y sin retrasos es el contagio comunitario por coronavirus en el país, que ha cobrado la vida de 9 compatriotas e infectado a 480 personas.  No olvidemos que otro mal que azota la región es el dengue quien si tiene un mayor número de enfermos en Ucayali.

El moderno Hospital Regional de Pucallpa que aún lleva un retraso en la entrega.

Todos estos retrasos son de entera responsabilidad de la empresa contratista Consorcio Pizzarotti y Asociados quien solicitó ante el contratante dichas ampliaciones. Varias de ellas han sido rechazadas, otras se encuentra en proceso de arbitraje. Estas ampliaciones tienen un atraso de 531 días calendario, según documento de la subgerencia de obras de la institución.

Es decir, que la entrega se daría en agosto de este año, sin embargo, se calcula que gracias a otras ampliaciones en curso, la fecha oficial de entrega sería en diciembre de este año. Esto si a la fecha no hubieran dos adicionales por resolver: el «pack risk», que incrementaría en 12 millones de soles más y el cerramiento del pabellón C-3, que se calcula en casi 400 mil soles.

Este expediente técnico se elaboró en la gestión del expresidente regional Jorge Velásquez, pero el inicio de la obra fue con el exgobernador Manuel Gambini,  o sea dos gobiernos regionales han pasado con gastos millonarios extras y nadie dijo nada. La inversión total inicial era de S/ 343, 763, 600. 62 soles y se calculaba su entrega para el 2019. Hoy el sobrecosto se calcula en casi 90 millones de soles y puede ser mayor.

Respecto al atraso y las ampliaciones que se vienen dando de parte de la empresa, Francisco Pezo Torres, dijo: «Mi gestión encontró esta construcción con un problema de atraso de pagos. Desde agosto del 2018 no se pagaban las valorizaciones. Esto se reguló para agosto del 2019 y todo estuvo al día y confiamos que la empresa no postergue más el plazo de entrega», indica el gobernador.

Además, precisa que «esperemos que los empresarios pongan de su parte para acabar con la obra, nosotros hemos y seguimos presionando para que esto sea así. Sin embargo, se siguen pidiendo ampliaciones que nos perjudican en tiempo y dinero», señala Pezo. Refiriéndose al actual costo de la obra, ya que al 6 de marzo de 2020 alcanzaba la cifra de 466 190, 463.61 soles, según documentos de la Gerencia de Infraestructura del GOREU. «Hemos gestionado once adicionales en mi gestión, ocho en 2019 y van tres este año, esto es un incremento de casi 90 millones», dice Pezo Torres sobre la citada obra.

El lunes pasado, el gerente regional de Ucayali, Rolando Palacios, declaró ante los medios que «de rebasarse la capacidad de atención -en el Hospital Regional de Contingencia-, se usarían ambientes del nuevo hospital». Situación que según fuentes al interior del GOREU, se tendría que dar a través de una adenda. CARETAS preguntó al gobernador regional, sobre esta situación y dijo: «Confiamos que no será necesario, tenemos otras instalaciones, un centro médico en la Marina, por requerirse y evaluaremos usar un pabellón del nuevo hospital, previo acondicionamiento, para esta emergencia sanitaria», declaró.

Pezo también comenta sobre la situación actual del coronavirus en la región. «Confío en que conservemos el invicto en Covid-19. Hoy se logró la coordinación para que los vuelos traigan y lleven muestras con mayor celeridad. Los vuelos pasan por Madre de Dios, Ucayali, siguen hacia San Martín y Loreto. Además, ya contamos con equipos para la desinfección de los vehículos de carga que llegan con productos desde otras regiones», finaliza.

CONSORCIO CON ROCHE

CARETAS tuvo acceso al contrato de ejecución de obra N°0082-2016-GR-GR-GGR. En el se detalla quienes conforman el Consorcio Pizzarotti y Asociados. Impresa Pizzarotti & C.S.P.A, Neso Constructora S.A.C y Empresa Constructora Mediterráneo con el 30% de acciones cada una, además, la Empresa Constructora Uranio S.A.C con el 8% y Empresa Eductrade con 2%.

Mediterráneo cambió de razón social, como consta en registros de la SUNAT y actualmente es la empresa CMO Group, quien acaba de entregar el Nuevo Hospital de Lima Este-Vitarte, que será exclusivo para casos de coronavirus. Este nosocomio también fue ejecutado bajo la modalidad de consorcio, que debió ser entregado en 2015 según cronograma -720 días calendarios para la ejecución-, sin embargo, las más de 40 ampliaciones de plazo hicieron que se entregue recién hoy miércoles 25 de marzo del 2020. Y al parecer esto habría sido a exigencia del Ejecutivo, visto que no había en la capital un nosocomio para esta pandemia que azota el mundo. Pero CMO Group sería una empresa que ha logrado consorciarse en otras obras de la salud a nivel regional. Pero algo más delicado es que su gerente general Luis Felipe Quirós Medrano viene siendo porcesado juzgado por el Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional Permanente Especializado en Crimen Organizado, cuyo expediente es el N° 00228-2016-1-5001-JR-PE-04 por el presunto delito de lavado de activos.

Asimismo, el Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional Permanente Especializado en Crimen Organizado detalló que existiría «un mecanismo para ocultar grandes inversiones económicas de forma ilícita» y que a la cabeza de la operación estaría el otrora representante legal y gerente general de CMO Group Guillermo Alberto Gomero Rojas, otro caserito de los consorcios en el país. Y no paramos de contar, pues en el caso de la construcción del hospital Carrión, en la región Pasco, a cuya entrega se apersonaron Gomero Rojas y Quirós Medrano de la Constructora Mediterráneo, es investigada junto a Cléver Meléndez Gamarra, expresidente regional, por el presunto delito de colusión. También en la construcción del hospital de Andahuaylas en el que se sospecha direccionada la buena pro. De igual forma en el hospital de Yurimaguas, hospital regional de Cañete y modificaciones hechas en el INEN.

Alguien que no dejará de ganar dinero con esta recesión que tiene a todos los peruanos con los pelos de punta, es Gomero Rojas. Según una fuente de GOREU, este ganaría por día de retraso, por llevar el back office de esta ansiada obra, hasta S/ 35 mil soles. Menuda cifra en tiempos de coronavirus.

Fuente Caretas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × uno =

Translate »