Ante la rescisión del contrato por la obra de la planta de transferencia, la Constructora CRD S.A. sucursal Perú entabló un proceso de conciliación, el que comunicó a la Municipalidad Provincial de Chiclayo (MPCh) a fin de que se declare la inaplicabilidad de la carta notarial n.º 55585, cuyo objetivo fue resolver el vínculo contractual.

El documento remitido al gerente municipal Willams Pérez Delgado precisa que ante la decisión de la comuna, debido al supuesto incumplimiento injustificado de avance de obra, se tomó dicha medida.

También explica que la conciliación a la controversia se cumple en virtud a lo establecido en el contrato, tal como se especifica en el punto 6,6.1 que indica: “que si surgiera alguna diferencia entre la municipalidad y el contratista en relación a la ejecución del contrato, las partes tratarán de resolver cualquier disputa o diferencia mediante consultas mutuas… O será sometida por cualquiera de las partes al procedimiento conciliador”.

Incluso menciona que el equipo técnico, el alcalde provincial David Cornejo Chinguel, la supervisora y la consultora, se reunieron el 15 de mayo de este año, fecha en que se dio la mediación de solución frente a la supuestas deficiencias del expediente técnico en el extremo del estudio de suelos y geotecnia.

“Se respeta la ley”

Por su parte David Cornejo enfatizó que la empresa tiene los mecanismos legales que le amparan las normas para iniciar una conciliación, por lo que dijo se esperan los resultados de la Gerencia de Asesoría Legal, de Infraestructura Pública y Procuraduría.

“Que se inicie una conciliación no significa que aceptemos o estemos de acuerdo en todo”, recalcó y añadió que la obra no ha paralizado.

Fuente La Republica

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciocho + tres =

Translate »