La Fiscalía Contra la Criminalidad Organizada ha incluido a 35 personas más como presuntos miembros de la organización criminal “Los Temerarios del Crimen”.

La declaración de un exfuncionario de la comuna de Ferreñafe motiva al congresista Javier Velásquez Quesquén a responder por este caso.

En la investigación de “Los Temerarios del Crimen”, aparece el testimonio del exfuncionario Orlando Niño Vásquez, que lo señala a usted de recomendar a los contratistas para la entrega de obras.

No lo conozco. Es un delincuente. Ahora está libre por decir estas cosas falsas pero ¿qué hechos lo corroboran?

¿Para usted la declaración de una persona que estuvo prófuga o es cuestionada, no tiene validez?

Tendría si fuera corroborada. ¿No le parece sospechoso que, en estos casos, todos los que han robado están libres por incriminar a terceros? Yo lo voy a denunciar penalmente a este señor, pero primero voy a pedir la declaración.

¿Qué relación tuvo con el señor Miguel Ánguel Nureña Sanguinetti que, de acuerdo a lo que señala Orlando Niño, le entregaba a usted el 5% de las supuestas coimas por obras?

Cuando hablan de obras, ¿qué obras?, ¿qué empresas? Yo no conozco a ningún empresario que está siendo procesado, a ninguno lo he patrocinado frente al exalcalde.

Lo que se menciona es que Miguel Ánguel Nureña Sanguinetti era el vínculo con usted.

¿Y cómo le consta, cómo pueden probarlo? (…) El año pasado vine con todos los comerciantes del Mercado Modelo al municipio de Chiclayo y encontré al señor Sanguinetti que estaba esperando al exalcalde (David Cornejo Chinguel), pero ya le habían entregado la obra del parque Napo.

¿Nureña Sanguinetti tenía cercanía con el exalcalde?

Han sido diputados juntos. No es verdad que yo se lo haya presentado al exalcalde, ya se conocían. El señor Nureña ya ha declarado con respecto a esa obra. Yo no tengo nada que ver con ninguna obra.

¿Antes del 2018, tuvo contacto con Nureña Sanguinetti?

No, lo vi después de 20 años. Él fue diputado en el año 92 por el Apra y después se desapareció. No sabía que había sido candidato por el partido Nacionalista en Lambayeque.

¿Después de reencontrarse en el municipio, Nureña Sanguinetti se comunicó con usted?

Ha ido a verme a mi oficina varias veces, lo hemos recibido, pero era por algo absolutamente legal. No fue para pedirle obras. Las obras de la reconstrucción se aprueban en un plan que se hace de las partidas que los alcaldes y gobernadores regionales elevan a Lima. Y en el Consejo de Ministros se aprueba el plan de obras. Ahí no va un ministro o parlamentario y altera. Eso es falso. No podía haber hecho que cambien ese plan.

El plan no se puede modificar, pero lo que se investiga es el direccionamiento en la licitación de las obras.

¿De qué obras y qué empresas? ¿Una de esas empresas está vinculada a mí, yo lo he patrocinado? Todo esto es una patraña. No hay ningún hecho que corrobore esta declaración falsa.

Las nuevas declaraciones y testimonios apuntan a más conexiones del exalcalde David Cornejo.

Lo único que te puedo decir con respecto a Javier Velásquez Quesquen es que no tengo nada que ver en esto ni en actividades irregulares. (…) La única relación que he tenido con Cornejo es por la ley para expropiar el área del mercado Modelo.

¿El exalcalde le insinuó, alguna vez, ser beneficiado con alguna obra?

De ninguna manera, nunca he recibido una propuesta indecente del señor Cornejo. Lo que siempre piden los alcaldes es que les busque una cita con tal o cual ministro, esa es nuestra función de representación. Ahora he tenido que verme obligado a no recibir a ningún alcalde porque mañana, cometen un delito a espaldas de uno, le ponen la cárcel, y mancillan la honra de los que representamos a Lambayeque.

Pero si no existen medios probatorios…

Pero el daño ya está hecho. Mire cómo salgo en el periódico como si fuera parte de una organización criminal. Eso no se puede dar en un estado de derecho. Yo pido que me investiguen, que me demuestren. Como no tienen pruebas dilatan el proceso. Yo voy a ir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, tengo que ir porque en el país ya está en peligro el estado de derecho.

¿Pero por una investigación que hasta ahora no ha terminado?

Porque sus libertades siguen siendo las mismas, no ha sido privado de ninguna. Para mí, el derecho a la reputación es tan importante como la vida. De qué me sirve estar libre ahora. Estoy libre porque no he cometido ningún delito.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

18 + 20 =

Translate »