En medio de la grave crisis sanitaria y económica que atraviesa el país, la Municipalidad Metropolitana de Lima (MML) sufrió un duro golpe al conocer el fallo arbitral que favorece al consorcio Rutas de Lima por la suma de S/ 230 millones de soles, a causa de la anulación del Peaje Chillón en el año 2017, durante la gestión del exalcalde Luis Castañeda Lossio.

Fue la propia comuna la que dio a conocer esta situación el último sábado, a través de un comunicado en el que expresa que “es lamentable para los ciudadanos de Lima la decisión tomada por el Tribunal Arbitral (de Washington DC), que paga el precio de una reprochable acción que solo buscó alimentar el ego de una autoridad insensata, para ganar algunos puntos de aprobación por parte de la ciudadanía…”.

Pero ¿qué desencadenó toda esta situación? Según el contrato firmado entre la MML y el consorcio Rutas de Lima el 9 de enero de 2013, durante la gestión de Susana Villarán, el cobro de peajes en la garita ubicada en el kilómetro 22.5 de la Panamericana Norte, en Puente Piedra, recién podría iniciarse cuando Rutas de Lima culminara todas las obras estipuladas en dicho documento, no antes.

Sin embargo, el 30 de junio del 2016, ya durante la gestión de Luis Castañeda, este decidió ponerle fecha al cobro de peajes para enero del 2017, lo que en efecto ocurrió, desencadenando una serie de protestas de los vecinos de Puente Piedra, Santa Rosa, Ancón y otras localidades del norte de Lima, quienes se oponían al pago de un servicio todavía inconcluso.

“En un acto que buscaba ganar la aprobación de los ciudadanos, Castañeda anuló el cobro de los peajes y de este modo le dio un motivo a Rutas de Lima para que interponga el laudo arbitral, que ahora tenemos que afrontar nosotros”, refiere Mariela González, actual procuradora de la MML.

Evalúan apelación

Ante esto, González señala que la MML viene evaluando presentar una serie de recursos en busca de la anulación del laudo arbitral, para lo cual acudirían a todas las instancias posibles. “Consideramos que este fallo, de alguna manera, valida la actuación de Rutas de Lima, que es ajena al contrato. Por ello debe revertirse y anularse, porque va contra lo que se detalla en el documento inicial, firmado en el 2013”, explica.

Asimismo, en diálogo con La República, González indicó que el plazo para presentar los recursos de aclaración, corrección o exclusión del laudo es de tres meses, sin embargo, la MML pretende hacerlo lo antes posible para obtener un fallo pronto y poder centrar sus esfuerzos y recursos en asuntos más urgentes, como atender la emergencia sanitaria.

“Estamos evaluando el costo-beneficio de las acciones legales, pero queremos resolverlo en esta semana. La instancia a la que debemos recurrir es la Corte Federal de Washington, y la respuesta podría tardar unos seis meses. Esperamos que sea favorable para todos los limeños, porque hay temas mucho más urgentes en los que se podría usar ese dinero”, acotó.

MML y otros 3 arbitrajes más en curso

Además del laudo arbitral con Rutas de Lima por el caso peaje Chillón, la MML tiene otros tres arbitrajes internacionales en curso. Así lo informó la procuradora Mariela González. “Sí, en efecto, tenemos otros tres procesos pendientes, con esta misma concesionaria (Rutas de Lima) y con Lamsac (Línea Amarilla)”, indicó a La República. Estos procesos se encuentran a cargo de los tribunales de arbitraje de Washington DC y Miami, respectivamente.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × uno =

Translate »