El área de prevención del penal de máxima seguridad de Ancón 1 se ha convertido en un pabellón VIP para presos por corrupción. Los presos lo llaman el pabellón Odebrecht por los internos allí recluidos. También se le conoce como el “área de políticos”.

De acuerdo con fuentes judiciales y penitenciarias, en la prevención de Ancón 1 están recluidos los principales funcionarios públicos que cumplen prisión preventiva por el caso Lava Jato en el Perú y los Cuellos Blancos del Puerto. Ahí están recluidos el exviceministro de comunicaciones Jorge Cuba Hidalgo, su sobrino Víctor Muñoz Cuba, el exjefe de Ositran Juan Carlos Zevallos y los exgobernadores regionales del Cusco Jorge Acurio Tito y de Áncash César Álvarez. Todos ellos procesados por recibir sobornos de la constructora brasileña.

Los otros inquilinos privilegiados de este pabellón son el empresario Martín Belaunde, el exacalde de Chimbote Luis Arroyo Rojas y el expresidente de la Corte Superior del Callao Walter Ríos.

Álvarez, Belaunde y Arroyo llegaron allí procesados por el caso ‘La Centralita’, pero la Fiscalía descubrió que el exgobernador de Áncash también recibió un soborno de Odebrecht por la adjudicación de una carretera en dicha región. César Álvarez actúa como el “delegado” del área política, tal vez sea, al ser el reo con más tiempo en prevención del penal.

La proximidad de estos personajes ha generado alarma en la Fiscalía. Sobre todo en las últimas semanas, luego de conocerse que el exmagistrado Walter Ríos, cabecilla de “Los cuellos blancos del puerto”, anunció que asumirá su propia defensa. Es decir, ejercerá como abogado.

Fuentes penitenciarias temen que el exjuez siga los pasos de Rodolfo Orellana y, desde el interior del penal, asuma la defensa de otros reclusos. Aún podría tener contactos en el Poder Judicial y la Fiscalía.

En agosto del año pasado, con autorización judicial, Orellana llegó a instalar un estudio de abogados en el pabellón Satélite del penal de Challapalca, en Tacna. Mientras no tenga sentencia que expresamente lo prohíba y se mantenga como habilitado en su respectivo colegio, un abogado puede ejercer su profesión desde prisión.

Las fuentes penitenciarias hablan de ingresos de abogados que se registran para hablar con determinado interno, pero dentro coordinan con otro distinto.

En Ancón 1 también está recluido José Luis Cavassa, un operador común a este grupo de reos. Cavassa está procesado en los casos “La Centralita”, Odebrecht y “Los cuellos blancos del puerto”.

Fuente La República

Translate »