piedras_en_frijoles_note_principalEl Pronaa nuevamente se encuentra en el ojo de la tormenta. Esta vez directores de instituciones educativas de los distritos de Lampa, hallaron piedrecillas en los sacos de frijol que les entregaron en el exterior de la Beneficencia Pública de Juliaca.

Al lugar se constituyeron las fiscales de Prevención del Delito, Lily Valdivia Gonzales y Yesica Melendres Quispe, quienes constataron que la distribución de los alimentos del Pronaa se realizaba en plena vía pública.

Al revisar los sacos de frijol, las representantes del Ministerio Público encontraron varias piedrecillas, por lo que dispusieron que se suspenda la distribución.

“Se constató en un saco de frijol de grano seco, entregado al representante de la Institución Educativa Primaria Nº 70411 de la provincia de Lampa, la existencia de piedras pequeñas en un número considerable, además las condiciones de entrega de alimentos no son las más recomendables”, refirió la fiscal Lily Valdivia.

A pedido de los directores, también se procedió a pesar los alimentos, y se pudo evidenciar que el peso era menor al que se supone debía de entregarse.

Galo Medina Quispe, director de la Institución Educativa Primaria Nº 70411 de Quinsachata, jurisdicción de la provincia de Lampa, señaló que inexplicablemente Pronaa les redujo la cantidad de alimentos.

“Encima que nos entregan frijol contaminado con piedras y tierra, nos han bajado la ración en 70%, y además no nos han entregado los lácteos para el desayuno escolar, queremos una explicación”, refirió.

El jefe zonal del Pronaa, David Sinchi, quien llegó al lugar a pedido de las fiscales, trató de minimizar la denuncia de los docentes.

“Cualquiera que ha hecho un mercado sabe que en un saco de menestras siempre va a encontrar una o dos piedrecillas. Eso no significa que el producto no cumpla con las especificaciones técnicas. Han encontrado tres piedras en un saco, pero no son piedras grandes, son piedras pequeñitas”, justificó

Fuente Correo

Translate »