Después de que el alcalde de la Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT), Daniel Marcelo Jacinto, reveló que ha dispuesto que se realice un peritaje de para verificar si “realmente” las 17 toneladas de alimentos no están aptos para el consumo humano, la Contraloría recalcó ayer que hay un análisis elaborado por la Gerencia Regional de Salud, que evidencia ello.

Precisó que los 17,061 kilos de producto, mezcla de hojuela de quinua, kiwicha y avena, fueron observados por presentar larvas, insectos muertos, cierre no hermético, bolsas mal selladas y agujereadas.

Además, 50 kilos de hojuelas de avena y kiwicha tenían como fecha de vencimiento marzo de 2019. Es por ello que se emitió un informe de control en el que se dispone la inmovilización de los productos, por existir el riesgo a la salud del consumidor.

Sin embargo, Daniel Marcelo insiste en sostener que necesita un nuevo peritaje para confirmar si realmente esos productos están en mal estado. Por ahora, el producto sigue inmovilizado.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

19 − dos =

Translate »