El Consorcio Huarocondo, integrado por Castillo Duclos Rodolfo Iván y la empresa JJ Salinas Contratistas Asociados SAC, ganó la buena pro para comprar 42 pilotes de concreto armado para construir los estribos de un puente como parte del proyecto de mejoramiento de la carretera Huarocondo – Pacchar. La obra vial conecta Cusco con el Valle Sagrado, está valuada en S/ 98 780 018 y tiene un avance de 88.68%.

El proyecto está a cargo del proyecto especial Plan Copesco del Gobierno Regional del Cusco. El consorcio ganador ofreció hacer el trabajo por un millón 049 mil 990 soles, inferior al precio base. La empresa perdedora propuso un millón 754 mil 872 soles.

Contraloría halló riesgos

La contratación del servicio se cayó en dos ocasiones. El concurso se convocó en junio pasado y en julio se concesionó al consorcio Pilot. Pero hubo problemas en su carta fianza, que no cumplía los requisitos.

Asimismo, en la segunda convocatoria solo hubo un postor. Detectaron que la empresa había presentado información falsa. Es decir, esta es la tercera convocatoria.

La Contraloría detectó otros vicios en el proceso actual. Cuestiona las bases, estas se efectuaron contraviniendo la Ley de Contrataciones del Estado, y eso afectaría la legalidad del proceso, presupuesto y plazos.

Según Contraloría, en los términos de referencia hubo contradicciones. Pedían como requisito mínimo que la empresa haya facturado más de 2 millones de soles en un periodo mayor a los cinco años; sin embargo, en el acápite sobre experiencia del postor en la especialidad, pedían esa misma facturación pero durante los últimos 8 años.

Contraloría alertó además que las suspensiones de la contratación por situaciones adversas y observaciones han provocado un retraso de 49 días calendario para la conclusión del servicio de colocación de pilotes en puente Huarocondo. “Eso ocasiona que los recursos públicos sean utilizados de forma inoportuna, poniendo en riesgo el cumplimiento de los fines públicos y la repercusión positiva en las condiciones de vida de los ciudadanos”, precisa ese reporte.

Por otro lado, la empresa JJ Salinas Contratistas Asociados SAC tiene como gerente a Jonathan Christopher Salinas Bazán, hijo de Jorge Wuilfredo Salinas Coaguila, prófugo de la justicia acusado de haber recibido más de 1 millón de soles de Odebrecht (proyecto IIRSA Norte), empresa involucrada en el megacaso de corrupción Lava Jato.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × tres =

Translate »