Realidad alterada. Una serie de cambios en fechas y avances de obras detectó la Contraloría sobre la ejecución de un contrato firmado por el Programa Subsectorial de Irrigación (PSI).

A través de un informe de control, este órgano determinó que la millonaria obra de descolmatación y rehabilitación de diques del tramo II del río La Leche, fue recepcionada pese a que los trabajos no se culminaron en la fecha prevista y sin que la empresa llegara a cumplir con todos los servicios contratados.

INICIOS. Las irregularidades que advierte la Gerencia Regional de Control de Lambayeque existieron no solo durante la ejecución de las obras de descolmatación y rehabilitación del tramo II del río La Leche, sino incluso antes de la firma del contrato N° 146-2017-MINAGRI-PSI por un monto de S/. 14 594 999.84.

Según el informe N° 706-2018 de la Contraloría, el Programa Subsectorial de Irrigación, entidad adscrita al Ministerio de Agricultura, se comunicó con la empresa Edicas S.A.C. Contratistas Generales que posteriormente obtuvo la buena pro de la obra por contratación directa.

“La entidad (PSI) tuvo comunicación con el contratista mediante carta (de fecha 29 de noviembre de 2017) indicándole el inicio de actividades doce días antes de que el servicio para la elaboración de ficha técnica y descolmatación del cauce del río La Leche, tramo II, le fue adjudicado”, explica el documento.

Una vez suscrito, el contrato estableció que la ficha técnica de la obra estaría lista en 7 días calendarios y otros 23 serían otorgados como plazo máximo para el inicio de los trabajos.

FECHAS. La obra tuvo que culminar el 11 de enero de este año. Y aunque el informe final de supervisión del consorcio VCHISA-GAV, conformado por las empresas Víctor Chávez Izquierdo S.A. y Consultora de GAV S.A.C, señaló que los trabajos concluyeron el 12 de enero de este año; las actas de visita de campo de la Contraloría confirman que los trabajos se extendieron hasta dos meses después.

Pero el consorcio a cargo de la supervisión tampoco estuvo libre de contradicciones. El 9 de febrero de 2018, VCHISA-GAV manifestó su rechazo a los resultados de la obra, postura que cambió el 27 de marzo de ese mismo año cuando señaló estar de acuerdo con que se recepcionen los trabajos ejecutados.

Unas semanas después, el 12 de abril, el PSI designó mediante la Resolución Directoral N° 128-2018 a los miembros del comité de recepción que darían conformidad al servicio brindado por la contratista Edicas S.A.C.

De sus tres integrantes, solo el presidente del comité se negó a firmar el acta de recepción por una serie de discrepancias que advirtió al actual director ejecutivo del PSI, Leonidas Valdivia Pinto, mediante un informe enviado el pasado 15 de junio.

En ese documento, tal como explica el informe de Contraloría, el profesional señala que “los trabajos ejecutados por el contratista no cumplen con las especificaciones técnicas ni con las metas programadas de acuerdo a la ficha técnica definitiva (de la obra)”.

FALLAS. El resto de las numerosas observaciones hechas por el órgano de control están relacionadas con los trabajos ejecutados en el río La Leche. De acuerdo a los documentos entregados a Contraloría, la empresa supervisora (VCHISA-GAV) incumplió sus obligaciones contractuales al no contar con los servicios de 9 profesionales, 1 dron para fotografías y videos aéreos y 2 equipos topográficos; desde diciembre de 2017 hasta enero de 2018.

Además, el PSI aceptó el pago de dos valorizaciones pese a que no se ejecutaron todas las actividades acordadas en el contrato. Sobre la primera, la empresa supervisora señaló que la contratista solo presentó planos de secciones transversales de 2 tramos cuya longitud era de 1520 metros, pese a que la intervención se realizó en 18 mil metros, “evidenciando la falta de planos de planta y de perfil longitudinal”, concluye. Por ello, consideró que el monto a pagar debió ser casi tres veces menor al acordado (S/ 8 822 365.60).

Para la segunda valorización, también se advirtió que los trabajos ejecutados no incluyeron 1587 metros del último tramo aguas arriba. “La supervisión no presentó ningún plano, tan sólo se limitó a presentar cuadros con los volúmenes de corte y relleno para las actividades de descolmatación de cauce de río y conformación de bordes”, advirtió.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »