Un informe de la Contraloría reveló que el proceso de compra de medidores de agua que lleva adelante OTASS para 25 empresas de saneamiento (EPS) para provincia no cumple las condiciones que aseguren la efectividad para la medición del consumo de agua.

Al respecto, Gestión.pe conversó con Oscar Pastor, director ejecutivo de OTASS para esclarecer este asunto.

La Contraloría menciona que se aplicó una norma sobre los medidores, pero esa norma quedaría sin efecto en un año. Eso pondría en riesgo que se cumpla con la calidad y modernidad tecnológica de los medidores…

“En principio no hay que mostrar mucha incomodidad cuando la Contraloría interviene, hay la falsa percepción que una carta de la Contraloría es algo peligroso”, indicó.

De la misma manera, dijo que al contrario es lo mejor que puede pasarle a una empresa, que la Contraloría se pronuncie.

El director ejecutivo de Otass, comentó que el 22 de agosto, con oficio 578, le escribió a la Contraloría a la instancia que corresponde solicitar la participación de su representada como veedor de todo el proceso de contratación de compra corporativa del proceso de medidores.

“Nosotros le pedimos y vamos a seguir pidiéndolo, no solo en Lima sino en todas las EPS que Contraloría nos acompañe. No hay que tenerle temor ni mirar que es algo raro. Al contrario, me ratifico, lo mejor que le puede pasar a una empresa es que la oficina de control participe y nos deje ver cuáles son sus apreciaciones del proceso”, remarcó.

En referencia al documento emitido por la Contraloría  que sostiene que puede ser un riesgo en relación a la norma técnica de los medidores, mencionó que es un poco técnico.

“La norma actual dice que los medidores pueden tener un error máximo de 3% pero el Inacal dice que ahora va a ser 2%, pero les ha dado un año de tiempo para que las empresas, cualquiera que quiera vender medidores, acredite medidores con estas nuevas características. Esta norma entra en vigencia en setiembre del 2019”, mencionó.

Así, dijo que Contraloría tiene que tener cuidado que van a cambiar la norma en el 2019, pero el Inacal nos ha contestado que hasta la fecha no hay ninguna empresa que haya homologado los medidores con esas características porque la norma está en proceso de implementación.

“Nosotros iniciamos el proceso de compra antes que salga esa norma. Esa es una observación de Contraloría que hace en ese contexto, me parece bien, pero no hemos cometido ningún error”, sostuvo.

– ¿Si se compran los medidores de 3%, ¿cómo los cambiamos a 2%?

Van a haber otros medidores… hay que comprar otros que tengan esas características. Eso significa más o menos cambiar 3, 4 o 5 millones de medidores que están instalados en las viviendas y que tienen esta característica, y que según Inacal en algún momento del tiempo tienen que cambiarse.

– Pero si compro los medidores, ¿durarán 1 año y luego hay que volver a comprarlos?

No los hemos comprado, el proceso se declaró desierto. No se ha comprado nada. Hay que retomarlo otra vez y en eso estamos.

– Ahora que van a retomar, ¿van a incluir las observaciones de Contraloría?

Eso lo tendrá que decidir el comité técnico.

– Otro punto era que el postor no aseguraba las características de homologación…

No tienen ningún sentido, si yo presento una propuesta, y no cumple el requisito, la rechazo. Cuál es el error nuestro. Es una opinión de la contraloría. Cuando los medidores son homologados por el Inacal ya están certificados y con garantía.

Fuente Diario Gestión

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × uno =

Translate »